miércoles, 25 de febrero de 2009

Carnaval, carnaval


En Québec (capital, no la provincia), también se celebra el carnaval, desde hace ya bastante tiempo. La fiesta acaba de terminar, este año no hemos ido, pero quería mostraros imágenes de un carnaval muy diferente del que se celebra en otros países con un clima más clemente. Imágenes que he tomado prestadas de sitios turísticos y algún que otro periódico, de los que no he escrito el nombre ni el enlace porque aún no me he tomado el cafelito mañanero, porque la mayoría no mostraba el nombre del autor de la foto (que es el que realmente merece ser mencionado), porque en su mayor parte son promocionales, y porque creo que todos tenemos suficiente publicidad en nuestras vidas sin que yo tenga que añadir más.

No voy a negarlo, también tiene sus ventajas el poder mostraros fotos de exactamente las mismas atracciones que hubiera fotografiado yo, sin tener que helarme los dedos cada vez que me quito la mega-manopla para poder apretar el botón. Sin mencionar que cada vez que me paro para tomar una foto exterior en invierno, mi acompañante me dirige una mirada llena de exasperación y de hipotermia.

Curiosamente, los disfraces no forman parte de este carnaval, probablemente porque la temperatura no lo permite (habría que disfrazarse de cosas realmente enormes, que pudieran cubrir la parka... ¡todo el mundo vestido de balón de fútbol!). Los disfraces son más populares en Halloween, fiesta que se celebra en una estación que plantea menos problemas logísticos. El único disfrazado es el pobre incauto que se pasea vestido de Bonhomme Carnaval, la mascota oficial de la fiesta (un muñeco de nieve, lógico, ¿no?)

Bonhomme Carnaval en el barrio de Petit Champlain

Si queréis ver qué aspecto tiene Quebec cuando no está enterrada bajo la nieve para poder comparar, hace tiempo publiqué un par de posts sobre esta ciudad.

A pesar de que las temperaturas son gélidas, esta fiesta exterior ofrece un montón de actividades refrescantes:


Non, mais, de verdad, están locos, estos romanos, que andamos en los -20º

regata de canoas atravesando el San Lorenzo entre los hielos, (nada que ver con las regatas de traineras de mi ciudad natal)

carreras de trineos tirados por perros, bajadas vertiginosas por la pista instalada en la terrasse Dufferin,



... o románticos paseos


concurso de esculturas de nieve,


y de esculturas de hielo (espectaculares),



... el famoso castillo de hielo que se construye especialmente para la fiesta,



... también existe un hotel de hielo, en el que los turistas pueden dormir durante todo el invierno, o, para los más frioleros, tomarse un vodka en el bar. On the rocks, por supuesto.

8 comentarios:

Sara dijo...

Que entrañable. Un carnaval sin disfraces (es lo que menos me gusta del carnaval. Y con nieve (ya sabes, los mediterráneos con lo poco que la vemos, la tenemos idolatrada).

Un saludo. On the rocks.

Ginebra dijo...

Jo, y nosotros hemos estado este fin de semana ya en la playa mientras los niños disfrutaban la fiesta de disfraces.

anta dijo...

Es difícil imaginar la sensación de frío, cuando una está calentita en casa o en la calle a 20º, como este fin de semana en Madrid. (Tampoco se celebra carnaval. Es decir, una mini cabalgata y dos o tres niños disfrazados. Es lo que vi).
Yo siempre he llevado mejor el frío que el calor, pero claro, nunca he estado a esas temperaturas que mencionas. De todas formas, las fotos son preciosas, y esa ciudad enterrada bajo la nieve parece de postal. Me encanta.
Que todo esté tan bonito tiene un precio.
Como aquí en Asturias: para que esté todo tan verde tiene que llover mucho. Aunque hoy también hace sol. Aleluyah!

Marona dijo...

Pues me ha gustado la manera de celebrar los Carnavales por allí. Por aquí, que las temperaturas no bajan de -10, la gente sí se disfraza, ayer mismo en el supermercado había una diablesa maligna comprando pastelitos en el supermercado :)
¡Besos!

liuia drusilla dijo...

El otro día sacaron las "bajadas vertiginosas" en el telediario. El consorte y yo comentamos "en Montreal sí que saben divertirse" ;).

de norte a sur et vice-versa dijo...

Este año recibi unos primos que vienieron desde NY y como actividad decidimos ir al carnaval de Quebec. La experiencia fue simpatica porque nunca pensaron ver un carnaval a -20 grados, pero eso si,con mucho Sol. Lo mas interesante fue oir al hijo de mi primo preguntar mientras veia el carnaval donde estaban los dominicanos y puertorriqueños con su música. Yo tuve que explicarle que aquí la gente no escucha la musica alta para no molestar los vecinos y eso incluye al Carnaval.

Arantza dijo...

Sara: Veo tu saludo on the rocks y le añado uno "tonic".

Ginebra (no on the rocks, imagino, por lo de la playa): dear Ginebra on the beach: si te gusta leer de vez en cuando este blog, y no te apetece especialmente que la autora se suicide, lo cual pondría término a la actualización del mismo, te ruego encarecidamente no menciones los términos: "calor", "playa", "bañarse (en la playa)", hasta el 25 de mayo, como mínimo. Gracias. Es que a finales de febrero ando un poco sensible.

Anta: reitero mi petición. No me menciones la temperatura que hace en Madrid, que me dan ganas de cortarme las venas con la licuadora. saludos, asturiana.

Marona: je, cuando era profe en la escuela, tenía su gracia lo de aparecer en una clase de secundaria con una peluca rosa chicle. Y cuando los alumnos hacían comentarios, no mover ni una ceja y decir: -"¿Peluca? ¿De qué está hablando? Siéntese, Tremblay".

Liuia: bueno, esto es en Quebec. En Montreal se hacen unas colinitas en los parques, expresamente para tirarse en trineo durante el invierno. Pero son menos espectaculares. Es que esta bajada es de impresión. Yo no me he atrevido, pero mi cuñada se agarró a monsieur M. durante su última visita, y ahí se lanzaron los dos. Con lo ligerito que es mi consorte, pillaron una velocidad que hizo que se oyeran los alaridos desde Bilbao.

Norte a Sur: bueno, yo música ya he oído en el carnaval de Quebec, pero menos que en las fiesta españolas, es verdad (es que a ver quién es el guapo que se quita los guantes para tocar un instrumento). Eso sí, las malditas trompetillas que lleva la gente acaban poniéndole a una de los nervios.

OLGUIS dijo...

divinas las fotos de los carnavales en quebec.
Saludos
olguis.