jueves, 9 de octubre de 2008

Los cantones del este

Otro paseíto otoñal (en esta época aprovecho lo más posible para salir de Montréal y ver el gran espectáculo de los colores otoñales), esta vez por el sur de Quebec, rozando -y a veces atravesando- la frontera con los Estados Unidos: los cantones del Este, Eastern Townships o Cantons de l'Est en francés. Los cantones o condados -county en inglés- están llenos de pueblecitos con pequeñas iglesias protestantes de ladrillo y puentes cubiertos.

Estos pueblos, quebequeses anglófonos, surgieron cuando los loyalistes, es decir, los americanos que permanecieron fieles a la corona británica, emigraron de los Estados Unidos a Canadá después de que los USA declararan su independencia.

Una pena que el día fue muy gris y no había mucha luz, en cuanto a los colores, aún no están en el apogeo, sobre todo en el sur de la provincia.

Pero pude ver algunos arces que empiezan a cambiar de color, algún imponente granero (las barns de aquí siempre me han gustado) e incluso un grupo de wapitis, animales muy cercanos a la familia de los renos, sorprendentemente grandes para un Bambi :-) (son los segundos cérvidos más grandes del mundo). Parece ser que su nombre, que proviene de una lengua amerindia, quiere decir "nalgas blancas". Y siguiendo la tradición, como cada vez que voy de paseo y observo animales, uno confirmó su nombre y me mostró las posaderas, orgulloso.

Creo que no tengo gancho con los animales.



10 comentarios:

María dijo...

¡Qué bonito! Y eso que dices que no está en su apogeo... Pues cómo será en todo su esplendor...
Saludos

lupe dijo...

No es cosa de tener gancho... Es que le enseñan el culo a todo el mundo; es su forma de relacionarse. Aunque igual si les llevas una tarta de manzana te hacen volteretas... O pirámides de wapitis en medio del campo... Y lo bonito que quedaría, con todas esas hojas rojas y amarillas al fondo...

Marona dijo...

Te vas a reír... ¡al leer el título pensé que hablarías de un coro, por lo de los "cantones"! Ay, Dioh míiiiio... si es que necesito una regeneración cerebral YA :D:D:D:D ¡Qué mal estoy! :D:D:D

Quemona dijo...

A mi me parece que está precioso con esa variedad de colores...
El otro día hice ratouille al horno (un poco a mi manera, con microondas y grill, de momento no tengo horno) y hubo felicitaciones por parte del muchacho, estaba muyyy rico.

Marona dijo...

Por cierto, yo también estuve de excursión ayer y he publicado las fotos hoy... coincidencias otoñales ;)

Sara dijo...

Que bonito!

Arantza dijo...

María y Sara: este fin de semana se supone que los árboles estarán al máximo de color, y es aún mucho más colorido que en las fotos: los arces se vuelven completamente rojos, las hayas amarillas... es espectacular.

Lupe: mm, lo de la tarta no se me había ocurrido...

Marona: he visto tu excursión, y las montañas me han arecido espectaculares. Los de los cantones me ha hecho mucha gracia,yo suelo tener ese tipo de malentendido cuando hace mucho que no leo en español... :-)

Quemona: pues encantada de que te hayas animado a probar la receta, y de que haya contribuído a la felicidad del muchacho.

Akane dijo...

Tus fotos son preciosas, no dejes nunca de enseñarnos esos rincones, paisajes y detalles tan bonitos :)

Lorenna_hp dijo...

Hola! Blog interesante. Yo también participo en el concurso de blogs de 20 Minutos, pero en la categoría de Mejor Blog personal.

Canadá debe ser un país muy bonito. Me encantan las fotos.

Un saludo

Arantza dijo...

Akane: Me alegro de ver que esas cosas que a mí me llaman la atención, también encuentran eco en el interés de los lectores del blog, que de todas maneras no sería gran cosa sin vuestras visitas. Gracias por el comentario.

Lorenna: bienvenida a esta cocina, Lorenna. He echado un vistazo a tu blog, lo que escribes es muy interesante.