miércoles, 15 de octubre de 2008

Concord grape pie o "The I don't know what the heck to do with all these grapes pie"

(Post dedicado un poco "lagartonamente" a Lupe)
Con nuestra propia vendimia, directamente del patio trasero... (sí, sí, hay variedades de vid que resisten al crudo invierno canadiense, entre otras las uvas Concord)...


...se puede preparar esto:



Las uvas Concord son sorprendentemente dulces para un país frío como éste, pero con un deje acidillo que las hace muy agradables para los postres, como la tradicional grape jelly, ingrediente de base, junto con la mantequilla de cacahuete, del mítico PBJ sandwich (peanut butter and jelly).

La receta, es de Martha, of course. Nada práctica, esta Martha, -bueno, su equipo editorial, ella probablemente sólo pone el nombre y se embolsa todos los beneficios- nunca calcula el tiempo que llevan las recetas y siempre están pensadas para amas de casa riquísimas de Nueva Inglaterra con un ejército de empleadas del hogar que rascan la mugre mientras ellas hacen tartitas caseras. No voy a engañaros: ésta es una tarta que se prepara una vez al año. No es de esas recetas que uno adopta como "favoritas en caso de emergencia".

Os aconsejo que hagáis la masa quebrada con un par de días de antelación, (de todas maneras hay que refrigerarla para que quede bien), y que utilicéis el robot de cocina para hacerla, sin ningún complejo, se hace en un suspiro y el resultado es estupendo. La mermelada de uva para el relleno podéis prepararla con un día de adelanto, así el día que toca hornearla no tenéis más que hacer el montaje y os dará la impresión de que este postre se hace rápido.

Recordad que hay que hacerla bastante espesa, (casi como una gelatina, a mí no me espesaba porque imagino que le eché poco azúcar, y antes de que me diera un ataque de nervios, decidí hacer la trampa norteamericana por excelencia y añadir fécula de maíz), para que vuestra tarta no "supure" demasiado líquido en el horno y termine deshaciéndose en una catástrofe pegajosa de color morado.

La masa quebrada de esta receta resulta deliciosa; la cantidad indecente de mantequilla que lleva, más el molido previo de la harina y el azúcar en el robot de cocina, hacen que tenga la misma textura que los shortbread.


Estoy empezando a sospechar que monsieur M. no me quiere por mi cuerpo de diosa griega (¡ajem!), sino más bien por mis tartas...
...y me digo: si no me va bien en esto de la lingüística, siempre podría reciclarme como pastelera... mis tartas parecen tener mucha más aceptación que mis estudios empíricos.

13 comentarios:

Noema dijo...

Una tarta digna de la categoría "I love my husband... pie"! Es la tarta de mis sueños Arantza, esa es la "fantasía" de tarta que tengo desde pequeñita, supongo que por esos pies que salían en los dibujos animados donde la buena ama de casa ponía el pie a enfriar en la ventana, y siempre venía alguien a llevárselo! Ahora que no me ve nadie, me voy a llevar el tuyo...

Lupe dijo...

Supongo que me oíste aullar como una loba hambrienta desde el otro lado del océano, ¿no?
Muchas gracias. Es una tarta hermosísima, perfecta, luminosa, y me hace ilusión que me la dediques, por lagartonamente que sea. Además, ¡uvas sí tenemos! ¡Y bien ricas! ¡De malvasía!

Pilar - Lechuza dijo...

Fantástica tarta de uvas, si señora!! Te ha quedado espectacular, y lo de dedicarte a vender pasteles, pues como que sería buena idea, aunque no abandones nunca la lingüistica!!
un saludo desde Galicia

Lía dijo...

mmm...yo creo que hasta huele a tarta por aquí ;P

María dijo...

¡Qué tartas! Cada vez me voy quedando con la boca más abierta...... Si te dedicas a la repostería avisa. Aquí terdrías una compradora fiel....

Maria Fernanda dijo...

Arrrrrraaaannnntttzzzaaaa!!!!!! Es mi tarta de cumple? Jejejejejeje... Ya sé por qué no contestas mis correos, te la pasas cocinando, por lo menos tienes que guardarme un poco para pagar tu ingrtitud jejejeje. Saludones!

ander dijo...

Jopé, yo creo que si voy a Québec no será para conocerte sino para probar tus tartitas, que tienen un aspecto fenómeno ^_^

Que estoy a puntito de irme a París, Jesús y Gelen están ya allí. No sé si te comentamos, ellos tienen una beca y yo aprovecho para encerrarme con mi tesis y estudiar chino; además, mantengo mi trabajo de profesor a distancia de historia de China en la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).

Un beso.

La cuina vermella dijo...

También es la tarta de nuestros sueños! enhorabuena!

Ivana dijo...

Me apunto a lo de Noema!! Que buena pinta, supongo que ya no queda nada!!! Que lastima!!
Besitos

Arantza dijo...

Noema: jo, y ahora va a resultar que mis tartas son una fantasía erótico-golosona...esto tiene cierto interés, a lo mejor me abro una pastelería especializada sólo en "porn-baking", dulces obscenamente calóricos ... por cierto, que el cambio de nombre me lo ha inspirado tu comentario ;-). Y que no te vea yo acercarte a la ventana de la cocina (sin ni siquiera entrar a tomarte un tecito).

Lupe: llena de rubor me han dejado todos esos epítetos tarteros :-). Esas uvas de malvasía están pidiendo a gritos ser transformadas en postre.

Pilar-lechuza: gracias por los ánimos. Estoy empezando a pensar en sobornar al tribunal evaluador con un par de tartas...

Lía: pues ríete, pero cuando uno quiere vender o subarrendar una casa (ya lo he hecho), nada como cocinar una tartita antes de que vengan los visitantes. El olor les pone esa mirada de "oh, me acuerdo de mi infancia y de los bizcochos que hacía mamá". Estrategia subliminal.

María: mmm, a lo mejor podría crear una especia de "Amazon" repostero...:-)

María Fernanda (e Ivana): estoy deseando que tengas niños, MF, qué gran mamá hispánica que vas a ser, repartiendo culpabilidad a diestro y siniestro :-) Pena que yo me esté vacunando contra el virus culpable, así que no tengo ningún problema en replicar: no es muy exacto eso de que no he respondido a TUS correos, sino más bien a TU correo. Y nadie te dice que no iba a responderlo, pero recuerda que estoy pluriempleada. En cuanto a tu cumple... me temo que de esta tarta no queda más que el recuerdo, la llevé a casa de unos amigos que nos invitaron a cenar. Y tienen hijos adolescentes. Con eso ya lo he dicho todo, Ivana.

Ander: justamente, andaba preguntándome por la aventura parisina, así que gracias por ponerme al día. En cuanto a la tesis, te entiendo, y no sabes cómo. Que la fuerza te acompañe. Y espero que des noticias desde la ville lumière. En lo que respecta a las tartas, no tienes más que venir a visitarme... :-)

Cuina Vermella: ayer me di una vuelta por vuestra cocina, y me encantaron las fotos de vuestro viaje a Berlín.

con Ka dijo...

Jooo, envidio a Monsieur M, ¡yo también quiero una Arantza que me cocine tartas así! :D
No sé si lo habrás comentado ya, pero tengo curiosidad por los moldes con forma de hojita, son muy monos.

(Aunque no te comento mucho últimamente, sigo aquí. ¡Saludos y feliz otoño!)

Arantza dijo...

Ka: en casa ahora la frase cómico/tocagaitas de turno es: ¡Cómo! ¿Qué no has hecho tarta de manzana? ¿Qué tipo de esposa eres? Si es que está muy mal acostumbrado. Pero antes de que te indignes te diré que es en broma, y que tres segundos más tarde corre a fregar los platos, después de haber recibido "la mirada asesina"...
En cuanto a los cortapastas que utlizo para perforar la tarta, Norma tiene los mismos, puedes verlos aquí:

http://interculturaycocina.blogspot.com/2008/09/el-viaje.html

Aquí también se venden "plantillas" que hacen todos los agujeros de la "tapa" de la tarta al mismo tiempo, pero me gusta menos el resultado (es lo que usé en la tarta de manzana).
Y no te preocupes por los comentarios, mujer, que esto no es una obligación. Yo tampoco tengo mucho tiempo para comentar, entre el trabajo, los "pluriestudios" y la tesina... pero también te leo ;-)

con Ka dijo...

Jaja, ya veo ya, que lo tienes bien enseñao... (es broma ;P)
Gracias por la info, ahora que me he fijado mejor, veo que los cortapastas son 'normales', y que lo que me había gustado eran los dibujos que habías hecho tú en la masa, los nervios de las hojas. En el post de Shortbread de otoño se ven mejor.
Me gusta esa decoración cuneiforme ;)