lunes, 19 de mayo de 2008

Lasaña de langosta fantasma (en ausencia de langosta)

En primavera, aparte del deshielo, el calor y las flores, ocurre otra cosa absolutamente maravillosa en Quebec: la pesca de la langosta y del centollo.
En el Canadá atlántico, esta pesca es tradicional, y los precios, comparándolos a los españoles, irrisorios.

La primera vez que les eché una ojeada en la pescadería, y miré a los ojos -y luego a las pinzas-, de uno de estos deliciosos animalitos, supe que aún estoy bastante lejos del vegetarianismo. No sé si el Dalai Lama me lo reprocharía, yo creo que hasta él se convertiría si probara una buena pinza recién cocida, aún calentita, con mantequilla de ajo fundida goteándole por los dedos... *ahhfffssshh* (babeo en profusión).

Cuando se va al súper, uno puede elegir su víctima en el tanque de agua (yo intento escoger una que tenga pinta de haber vivido plenamente y sentirse realizada, o una que tenga aspecto infeliz y de querer acabar con todo pero ya); el pescadero la mete en una cámara que la cuece al vapor en apenas un cuarto de hora, y te la llevas a casa calentita y rosada.

Prometiéndomelas muy felices, me lancé a la pescadería del súper en cuanto escuché en las noticias que la temporada de la langosta acaba de abrirse. En mi precipitación, no escuché la noticia entera, un conflicto sobre los precios demasiado bajos ha provocado que esta semana las primeras capturas aún no hayan llegado a los mercados.

Mi gozo en un pozo, y el pozo de las langostas vacío y desierto... entonces tuve una iluminación: se me ocurrió que éste era un buen momento para preparar la receta de Falsarius Chef: "lasaña de langosta fantasma" (en ausencia de langosta). La impostura según Falsarius.

Aunque la marca Campbell's está omnipresente por aquí, yo compré una lata de crema de langosta Baxters, una casa escocesa que hace sopas de lata "de lujo". Eso quiere decir que la langosta es de hecho un ingrediente que forma parte de esta crema -es el segundo ingrediente de la lista, así que la cantidad que contiene es apreciable, cosa que se puede decir muy... vagamente de la crema de Campbell's-.

Le añadí una latita de samón, tronquitos de Alaska, vieiras (que aquí son muy baratas, son producto local) y gambitas cocidas y peladas. Aparte del salmón, otra variante a la receta de mi muy respetado Falsarius es que añadí quesos gruyère y cheddar rallados, un bote de salsa de tomate preparada, a la que animé un poco con un chorretón de vino blanco, pimienta blanca y un poquito de nata líquida...

La estructura arquitectónica de la cosa quedó así: capita de crema de langosta, placas de lasaña, mezcla de mariscos, queso rallado, salsita de tomate con vino, crema de langosta, placas de lasaña y vuelta a empezar.

Hela aquí, la lasaña impostora de lujo. Quedó requetebuena, con esos aromas de marisco y vinito, mezclados con los del queso fuerte gratinado. A monsieur M. casi se le saltan las lágrimas al probarla. Creo que el hecho de que no contenía calabacines también tuvo algo que ver. Es que últimamente está muy emotivo, pobre.

Nadie hubiera podido adivinar que la langosta estaba ausente. De la que se ha librado.

15 comentarios:

Noema dijo...

Ossstras... bueno, mejor dicho, ¡¡¡vieeeiiiiras!!! que pinta tiene esa lasaña, y mira que me acabo de tomar el café del desayuno, pero me tomaría ahora mismo un plato, si es que hasta la huelo, con lo que a mí me gusta. ¡Jo, qué suerte chica! Pescado y marisco fresco y local, por aquí de eso nada, como mucho, ahumados "de charca". A lo mejor tiro hoy de congelados y me hago una lasaña, que me has dado una envidia...
¡Que os aproveche!

ander dijo...

Ándate con cuidado, no sea que cuando encuentres langosta en el super te vuelvas a casa con 14 kg y el señor M. se harte también de ella...

Besos.

Sara dijo...

Buena pinta tiene la lasaña esta... y tu adaptación es también genial. Quizás yo lo haga (sin vieiras, of course).

Por cierto... estás convencida de que Dumbledore es gay?? No lo habría dicho nunca, y eso que siempre le veo con ese vestidito....

Besotes

Marona dijo...

No me extraña que a monsieur M. se le saltaran las lágrimas, se me han saltado hasta a mí y no la he probado...
Jopelines, cómo añoro el marisquito fresco y barato...

Arantza dijo...

Noema y Marona: tampoco vayáis a creer, Montreal está a mil kilómetros del Atlántico, y no hay mucha variedad de pescado, alimento más bien detestado (por desconocido) por el quebequés medio. Lo gracioso es que las especies autóctonas de aquí, las que viven en aguas muy frías, son las consideradas "de lujo" en España: la langosta, el bogavante, el centollo, las vieiras, el salmón... y están tiradas de precio. Pero hay veces que me harto de comer salmón, y echo de menos la variedad del País Vasco: una buena merluza, una lubina...
Así que me desquito comiendo langosta... a precio de sardinas
;-)

Arantza dijo...

Ander: jo, es verdad, tengo que tener cuidado con esta técnica mía, la "terapia de aversión" :-)

Sara: es verdad, es verdad. J. K. Rowling lo declaró ella misma (haz click en el post, y leerás la noticia). Albus también tiene derecho a su vida privada, no?

Vega dijo...

Diogg mío, qué obra de arte. No me extraña que Monsieur M. llore. Me has despertado un mono de lasaña tremendo. Voy a ver qué secuestro para meter entre la pasta. Un abrazo.

Maria Fernanda dijo...

Quieroooooo!!!! Pero estoy de acuerdo con Ander, ahora no le vaya a dar al señor M. por querer calabacitas y odiar la langosta! jejejeje

Yo también me niego a aceptar que Dumbledore es gay, aunque su creadora lo haya dicho! Creo que se lo sacó de la manga! Sino, no es tan buena escritora porque nunca he leído que el susodicho director haya dicho frases como:
- ¿Te gusta mi vestidito Harry? Lo desgarré un poco luchando contra las fuerzas del mal, ashh.
- Jo! (supongo que la traducción es española :P) otra vez molestando, y yo que quería ver Sex and the City!
- Quiero hacer mi maestría en Linguística!!!!

Espero no ofender a nadie, justo después del día de la paz y el respeto!!!! :O Pero todo es ficción y exageración que debió usar la Rowling para la creación de su personaje ;) Ya mejor me callo ...

Besitos!

Arantza dijo...

Vega: si no tienes los ingredientes para esta receta, prueba la famosa "lasaña a lo que me sobra en el fondo del frigo", que también suele estar buena.

María, María: ¿algún estereotipo más, ya puestas? Creo que vamos a tener que sacarte de paseo por el "Village" montrealés, que tanto tiempo viviendo en Quebec... no sé, empiezas a inquietarme ;-)

Lev dijo...

No sé morderme la lengua Arantza. Según el contexto habría considerado el comentario de Maria Fernanda ofensivo. Al hacerlo en tu blog me parece un acto de irreverencia admirable.
¿con que posición me quedo?

Arantza dijo...

Lev: con la habitual tuya, en cine se llama un picado. Me tienes que explicar por qué "en este blog"... y espero un respuesta clarita. Porque ese comentario huele un poco a suficiencia. Probablemente soy yo la que te malinterpreta, nunca me habituaré a ese estilo tuyo de provocación compulsiva...

Lev dijo...

pues por que este blog es de una corrección extrema, es la primera vez que leo alguien dejandose llevar por un instinto bajo.
No era provaocación y mucho menos suficiencia. Pero me ha hecho gracia leer a maria fernanda, que caray

Arantza dijo...

Lev: escarbando por la Red (y no hay que escarbar muy profundo, te lo aseguro), he topado con un gran número de blogs con una falta de corrección notable, un abundante contenido polémico y a menudo ofensivo. La mayoría derivan hacia la riña "de porteras", lo cual no me interesa en absoluto, y evitaré a toda costa en este espacio. De hecho, esos blogs son mucho más numerosos que los blogs que se pretenden neutros, un terreno de encuentro e intercambio, sin hostilidades, como el mío.
Como esto no va a cambiar, sigo animándote a que continúes la búsqueda hacia algo que entre más en tu esilo, o que si te quedas en la cocina, la aceptes como es. Quejarse de su corrección es como quejarse de que hay demasiadas recetas. O quejarse en tu blog de que se habla mucho de juegos.

Lev dijo...

solo una cosa
si el comentario que hace Maria fernanda lo hago yo, me matas por provocador y perturbador.
Y basta que no se parar.
Tu replica por supuesto

Maria Fernanda dijo...

No son estereotipos. Créeme. Sólo que necesitábamos más indicios... o no?

Lo siento, no quería provocar ni ofender.

Lev: créeme que yo también sufro las consecuencias de mi humor un poco de mal gusto. Si en algo ofendí dicúlpenme queridos lectores. Estoy de acuerdo por el clima convivial :)
Es díficil leer los comentarios de personas que no conoces...como ya lo había dicho Aran, no hay que tomarse todo al pie de la letra.

Viva la cyberretórica!

Peace and Love!