sábado, 10 de mayo de 2008

Festival del calabacín II: the nasty zucchini strikes back / los calabacines contraatacan

Ya os he contado el enojoso incidente de los calabacines, este post no es sino una consecuencia más de haberme dejado llevar por esta locura capitalista norteamericana. Y de haber comprado demasiados calabacines.

En ese estado semialucinatorio en el que me sumergí la semana pasada, empujada por la desesperación de no saber qué hacer con los malditos calabacines que parecían no terminarse jamás, me lancé a la búsqueda de nuevas recetas jamás probadas por servidora, y elegí una de muffins. Para la receta, (en francés), pinchad aquí.

El criterio de mi elección denota lo ligeramente lunático de mi personalidad: fue lo absurdo de los ingredientes. Ya de por sí, lo de hacer esta especie de magdalenas hipertrofiadas que son los muffins, utilizando verduras, me parecía bastante grotesco. Pero el ver en la lista de ingredientes la mayonesa, casi rozaba el desatino.

Los muffins resultantes estaban muy decentes, -debe de ser que los hice acompañada de Edith, ella misma muy decente-, el sabor, un poco dulce para mi gusto, la textura, sensacional, esponjosa y jugosa, aunque alteré la receta ligeramente para volverla más sanota y alimenticia. Sustituí prácticamente toda la harina por harina integral -en esta santa casa puede que el exceso de calabacines en la dieta termine por volvernos locos, pero que no se diga que nos falta fibra-; no añadí pasas ni nueces (los calabacines en un dulce ya me parecían excesivos), y la leche era desnatada.

Me gustaron (no lo entiendo, monsieur M. no parece sentirse inclinado a probarlos), aunque la próxima vez que los haga -y dada la mala prensa que tienen los calabacines por aquí, será dentro de muuuucho tiempo-, pienso hacerlos sin azúcar y con queso. Versión salada. Pero siguiendo la receta al pie de la letra quedan esponjosos y muy agradables. Y no, no saben a mayonesa.

8 comentarios:

Bea dijo...

Arantza.... pue yo los muffins de calabacín no los he hecho nunca, y menos con mayonesa (puaj, es que a mí no me va, el tema mayo!!!...)...pero a menudo hago cake de calabacín....que es absolutamente delicioso...y muy recomendable cuando vences el rechazo inicial de comer una verdura en dulce... como el pumpkin pie... o el carrot cake ¿no?...te doy otra opción para utilizar los nasty zucchini...que te parece un Ratatouille???... o sea un pisto de calabacín de "toa" la vida en España... Un beso y que disfrutes de tus muffins , si quedan... Bea

Arantza dijo...

Bea: Normalmente las recetas de cake y de muffin no son tan diferentes, en el fondo los cakes son muffins grandes. No te dejes intimidar por la mayonesa, al final no saben a mayonesa y tiene su lógica: normalmente en los muffins se utiliza un elemento graso (mantequilla, margarina o un aceite vegetal de tu elección), grasa contenida en el aceite de la mayo, y un elemento ácido (yogur, "buttermilk" o crema agria), que en la mayonesa es el limón, más el huevo que contiene, pues no es más que los típicos ingredientes del cake, bizcocho o muffin, pero "todo en uno". Si es que la pastelería no es más que química...

ander dijo...

Supongo que estos muffins serán como el bizcocho de zanahoria: no sabe a zanahoria, pero gana mucho en textura. Creo que un día probaré de hacer un bizcocho con cachitos de calabacín, que me ha entrado la curiosidad. De paso le pondré unas nueces, como en la receta original de tus muffins. Ya te contaré.

Besos.

sumire dijo...

Mayonesa y al horno?? noooo thanks,llamame tradicional pero prefiero la materia grasa, el elemento acido y el huevo por separado en una receta.
Ah por cierto, el cake de avellanas es un pecado, pongo hoy la receta.

Maria Fernanda dijo...

Estos también me tocó probarlos y la verdad estaban muy buenos. A mí respectivo señor M. también le encantaron. Lo de la mayonesa es extraño, pero juro que no sabía. A mí también me pareció que una versión salada sería bien aceptada... bueno, si es que me toca probarla :P

Arantza dijo...

Ander: prueba, prueba. A mí me gusta eso de utilizar las verduras en otro tipo de recetas que las clásicas (un día os hablaré de mi pastel de chocolate negro y remolacha...). Y tienes razón, pasa igual que con los muffins de zanahoria. Por cierto, que el calabacín va rallado (rallado grueso, no finito, pero rallado).

Sumire: suéltate el pelo, mujer. Que con una buena mayonesa ( de ésas sin aditivos, sólo aceite de oliva, huevo y limón) salen muy buenos. Si no, lee el comentario de María, que la pobre hizo de cobaya para probarlos.

María: pues gracias por la opinión(de los dos). Pero sí que creo que salados van a mejorar.Te llamaré para hacer de cobaya, una vez más. :-)

Edith dijo...

A mi tambien toco probarlos, de hecho recien saliditos del horno. La verdad es que no me daba "miedo" ver que la receta tenìa mayonesa, por aquello del "misterio" de la quìmica de los alimentos... En fin, no duden, prueben la receta ;-)

Arantza dijo...

Edith: jo, qué publicidad me estáis haciendo, entre María y tú :-)Sigo pensando que parte del éxito de los muffins la debo a tus "buenas vibras" (ya hablo mexicano!!! :-)