domingo, 7 de septiembre de 2008

La felicidad de NO ser madre


"En algún lugar de la tierra, cada diez segundos, una mujer da a luz a un niño. Debemos encontrar a esa mujer y conseguir que pare inmediatamente."
-Sam Levenson

"Adoro a los niños. Especialmente cuando lloran, porque entonces viene alguien y se los lleva."
-Nancy Milford

"La Madre Naturaleza es maravillosa. Nos concede doce años para que desarrollemos amor hacia nuestros hijos antes de convertirlos en adolescentes."
-Eugene P. Bertin

"Los niños de hoy en día son unos tiranos. Contradicen a sus padres, engullen la comida y tiranizan a sus maestros."
-Sócrates (425 A.J.C)


Imágenes de Ed Polish & Darren Wotz


"¿Y usted? ¿Tiene hijos?"

Esta pregunta me la dirigen mujeres (nunca hombres), normalmente rodeadas de sus propios retoños, normalmente cuando los retoños se están poniendo insoportables y la madre intenta desviar mi atención.

Son ya varios años de responder negativamente a la misma pregunta de estas mujeres bienintencionadas:

Mujer bienintencionada: -" ¿Y usted? ¿Tiene hijos?"

Yo (en este caso, ejerciendo el papel de maldita egoísta desnaturalizada), sonriendo con lo que intento que sea amabilidad, pero que sospecho se queda en un rictus vagamente siniestro, muy similar al de Su Santidad actual, debido a lo hartita que estoy de la misma pregunta: -"No. No tengo hijos."

Mujer bienintencionada suele agasajarme invariablemente con una de estas réplicas :

a) -"Uy, y ¿por qué? No le gustan los niños?"

b) Con expresión cómplice, entendida: -"Aaah, TODAVIA no tiene." Miradita de "Hala, nena, que se te pasa el arroz".

c) La más sobria, pero igualmente entrometida: -"¿Por qué?" Sobre todo teniendo en cuenta de que yo no le pregunto sobre sus motivos para ser madre.

Pregunta que me fascina, porque nadie piensa en formulársela a la gente que SI tiene hijos, o a un hombre, que tiene igualmente la capacidad de reproducirse. Pero a una mujer, sí. Tengo útero, luego existo.

(Para los que son un poco literales y me estén leyendo, sé que si todo el mundo pensara como yo, la especie humana se extinguiría. Pero no hay riesgo de que eso ocurra, dicha especie siendo como es, el sexo siendo una de sus actividades favoritas, y con intrépidas personas dispuestas a ser padres y madres. También tengo que aclarar que tengo sobrinos. Adoro a mis sobrinos. A mí también me maravillan los niños. Incluso pienso que la gran mayoría de entre ellos son encantadores. Si no, trabajaría en otra cosa. Sólo que prefiero que los tengan otras. Aclaración terminada.)

Esta conversación se repite de una manera cíclica, así que con el tiempo he madurado varias respuestas posibles:

Maldita egoísta desnaturalizada (servidora):

a) -"¿Y a usted qué narices le importa? ¿Desde cuándo mis necesidades reproductoras son asunto suyo? Nos acabamos de conocer en la cola del autobús, ¿acaso yo le he preguntado sobre su historial de enfermedades ginecológicas? Mire, señora, se ha equivocado de persona, yo no creo en la solidaridad vaginal. "

b) -"¿Y desde cuándo la capacidad de reproducirse implica la necesidad de hacerlo?"

c) -"Eehm, ahora mismo no me urge que uno de los conductos de mi cuerpo se ensanche para dejar paso a una cabeza, gracias."

d) -"¡Me encantan los niños! Amordazados y atiborrados de calmantes, de preferencia. Y en casa de OTRA persona."

e) -" Yo sí que quiero, pero hace diez años que a mi marido le duele la cabeza."

f) -"Verá, hace ya años que decidí abordar la cuestión de los niños como la cuestión de las drogas: simplemente dije NO."

Como todas estas respuestas resultan un poco inconvenientes, he optado por la respuesta estándar pero sincera, la que ignora la indiscreción de mi bienintencionada interlocutora:

Maldita egoísta desnaturalizada: -"Me gustan mucho los niños. Hace ya años que trabajo con ellos." (Evito completar la frase con "me gustan de nueve a cuatro, luego me encanta devolvérselos a sus madres" o "ser profesora es un trabajo muy anticonceptivo". Evito igualmente comentar mi idea de obligar a pasar un examen para obtener un permiso de maternidad / paternidad a las personas fértiles, con esterilización obligatoria si lo suspenden. Eso podría enfriar la conversación. Mejor abstenerse.)

-"Simplemente, he decidido no tener hijos." (También evito la frase que me viene a continuación a la mente: que no me gustaría tener hijos porque es mi deber "natural", levantarme una mañana, mirarlos y pensar "¿Quiénes son estos mocosos? ¿Y por qué me llaman mamá?")

Mujer Bienintencionada reacciona más o menos siempre de la misma manera: me mira con una mirada nueva, mezcla de incomprensión e incredulidad, la camaradería femenina (o lo que sea) evaporada de su rostro. Soy oficialmente un engendro raro, una hembra desnaturalizada, una aberración. Ya no pertenezco al club de las soy-madre/o quiero-ser-madre.

Depende de qué país y extracción social sea Mujer Bienintencionada, se lanzará a una perorata sobre las alegrías de la maternidad, sobre cómo da sentido a la vida de una mujer, todo ello jalonado de frases como "Yo no sabía lo que era ser feliz hasta que no tuve hijos" o "Desde que soy madre he mejorado como persona", hasta que Vástago Malcriado le sacude un puñetazo en el brazo con fuerza suficiente como para dejarle un moratón, y grita, interrumpiendo a mamá en su explicación "La maternidad te realiza como persona": -"¡¡¡MAMAAAAAAA!!!! ¡Tengo CAACAAASSSSS!!!!!

Mamá realizada: -"Julián, hijo, que ya eres grande, vete solito. ¿No ves que estoy hablando con la señora?

Vástago malcriado: -"¡NO QUIERO IR SOLOOOOO!!!! ¡QUIERO QUE ME COMPRES UNA PEPSI EN LA MAQUINAAAA!!!!!

Mamá realizada, suspirando: -"¿Pero no has dicho que tienes cacas? No te voy a comprar nada, que es casi la hora de com---"

Vástago malcriado: -"¡¡¡BUAAAAAHH!!! ¡¡¡BUAAAAAHHQuiero una PepsiAAAAHHHHH!!! ¡¡¡Tengo MUCHAS CACAAASSSS!!!"

Mamá realizada (mirándome con una mirada medio extraviada, medio disculpándose, y levantando mucho la voz, por encima de los aullidos de Vástago Malcriado, agarra al angelito por la muñeca y empieza a batir retirada): -"Los críos, ya sabe. Cuando la cosa es urgente, es urg---"

Vástago malcriado (con mocos corriéndole por la cara hasta la barbilla, tirándose al suelo): -"¡¡¡ Quiero Pepsiiiiii!!!! ¡¡¡Quiero un HUEVO KINDERRRRRRBUAHHHHHHH!!!!"
*****************

Hay mucho escrito sobre la felicidad indescriptible de ser madre. Pero nunca he leído nada sobre la felicidad inenarrable de NO ser madre (especialmente en estos momentos). De dormir ocho horas ininterrumpidas. De seguir siendo capaz de mantener una vida sexual. Planear vacaciones espontáneas, viajes imprevistos. Tener dinero para comenzar un plan de pensión a una edad que permitirá a la mujer egoísta y desnaturalizada de jubilarse antes de los ochenta. Y no sigo echando sal en la llaga, porque me van a odiar. Y no es muy políticamente correcto.

Hurra por la realización de la fémina. Y chapeau a todas las valientes que se han decidido a ser mamás. En mi opinión, son superheroínas. Pero de este año no pasa. Monsieur M. se vasectomiza pero ya.

47 comentarios:

Iris dijo...

No podría estar más de acuerdo con tu artículo. Hace un mes he cumplido 27 años y empiezo a notar la presión que ejerce la frase "Te estás acercando a los 30, ¿empiezas a plantearte a los niños?."

No podría estar en una época de mi vida en que me apetezca menos y como en tu caso, trabajo con niños: soy bibliotecaria infantil y creo que existe mucha frivolidad con este tema y no se valora la responsabilidad que conlleva la decisión de tener hijos. Y si yo no siento disponer de esa responsabilidad ¿por qué soy mala?

Anónimo dijo...

Jajajajajaj....si que telo han preguntado veces, eh??
Desde mi punto de vista, ambas las dos cosas estan sobrevaloradas por sus poseedores, me explico: soy madre y lo he sido a los 35 años, y si bien es cierto que ahora que lo soy me parece algo importante en mi vida, antes de serlo siempre dije que si me moria sin haber sido madre no estaria en absoluto apenada...y creo que lo decía con tanta convicción que cuando anuncié mi embarazo mis compañeras me miraban como "pero tú!!! que ha pasao!!!" jajajaja...
No sabes lo que te da el ser madre hasta que lo eres, no puedes describir el amor incondicional hacia tres o cuatro kilos de carne rosa y arrugada que llora, come de ti y solo te deja dormir dos horas seguidas. Es tiempo perdido intentar explicarselo a quien no los tiene
Pero si que sabes todo lo que vas a dejar de tener...pero no todo!!! pierdes tu identidad, se diluye en el espacio-tiempo, eres una mami...
Yo hoy por hoy estoy muy féliz con mi elección, pero jamás se me ocurríria preguntarle a nadie por que si o por que no...es una decisión intima de cada uno.
Y ahora después de ir de puntillas por la casa y "robar" un ratito para mi me voy a despertar a mi fiera para que me coma a besos ;)
Maite

María dijo...

No te creas. Aquí si tienes uno te preguntan por el segundo.... Ahhhh!!!
Más de una vez he tenido ganas de contestar una burrada tipo: soy esteril y este es adoptado. Claro que menudo trauma para mi hijo....
No te preocupes, que gente que quiere hacer tu vida existe en todos los rincones de este planeta.
¡Será que se aburren con su vida!
Salud@s

Bea dijo...

Yo, pertenezco orgullosa al grupo de las malditas egoístas desnaturalizadas, porque a mí no me gustan los niños punto!!!.....no tengo otra excusa....Pero a mí lo que me jode (perdón por el taco en tu blog, pero no lo puedo expresar de otra manera) terriblemente, es que luego todas esas madres (léase conejas compañeras de oficina en este caso) estén permanentemente quejándose de que, "Ay tu te puedes ir de viaje" a lo que yo respondo, claro, no tengo que pagar comuniones, ni uniformes escolares. "Ay pero eso lo puedes hacer tú que no tienes niños", efectivamente, has dado en el clavo, no tengo niños, ni los quiero....Y lo peor son todas esas conversaciones de vacunas, cacas, papillas que una tiene que aguantar todos los días...uf...me supera este tema, me vomito toda!!! Ah, y se me olvidaba...."te quieres quedar con Tía Bea mientras mamá va acomprar nosequé"....No. No Señora mía, el niño se queda con usted porque usted eligió tenerlo....yo, como elijo no tenerlo, no cuido los niños de nadie!!! ¿soy tan mala?. En fin que este tema me toca "la fibra". Un beso. Bea (AKA la egoísta desnaturalizada)

Lía dijo...

Ahhhh! me faltan palabras para decirte lo de acuerdo que estoy contigo y lo mucho que me gusta que hayas escrito este post. Después de años aguantando que me pregunten, que me echen mano a la barriga (!!!), que me digan que se me va a pasar el arroz, o que me miren con pena porque está claro que mi marido no quiere tener hijos, en fin, ni te imaginas la de burradas que han pasado por mi cabeza. Buscando bibliografía sobre el tema descubrí que las americanas, una vez más, tienen foros para todo y encontré varios textos interesantes buscando en internet "childfree".

Marona dijo...

Después de haberme levantado de la silla y haber estado aplaudiendo durante cinco minutos con vítores de "¡otro, otroooo!" por tu post (parece que te lo haya estado dictando mediante telepatía) sólo decirte que tienes más razón que un santo y que yo también estoy hasta el gorro de que me pregunten algo tan íntimo y personal gente que hace dos minutos que acabo de conocer.
¿Sabes? Durante una temporada me dio por preguntarle a la gente por qué habían tenido hijos... ¡las caras eran un poema! Ahora ya soy más moderada.
La verdad es que los niños me gustan, pero sólo con imaginarme a un adolescente repartiendo alegremente conductas asociales, hormonas y malhumores me pongo mala. Estoy segura de que nadie tendría hijos si se los imaginaran con 16 años...
Otro día hablamos del sentimiento de culpa que asoma cada vez que se tiene esa conversación.
¡Besos de otra maldita egoísta desnaturalizada!

Noema dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Noema dijo...

Me uno al club de la felicidad de NO ser madre... uff, qué alivio, pensaba que era la única "rara". Tengo también una colección de respuestas que saco según humor y situación, sobre todo cuando voy a España porque en Alemania un NO a la pregunta suele bastar para que mi interlocutora abandone el tema. Una de las técnicas que he desarrollado es atacar primero abordando el tema antes de que te planten la pregunta. Esta táctica es especialmente efectiva en bodas, bautizos, etc. Una empieza diciendo "¿sabéis? ayer me encontré a fulanita en el supermercado y no hizo más que decirme que no sabía lo que me perdía por no tener hijos" y se añade finamente, ¡qué indiscreción por su parte! Curiosamente después todos empiezan a asentir diciendo ¡cómo se pueden inmiscuir en la vida de nadie! y tema zanjado. (Técnica basada en un hecho real).
Respecto al supuesto egoísmo (y puede que con esta reflexión tampoco me haga muchos amigos) ¿no es tener hijos uno de los actos más egoístas que existen? ¿por qué se tiene un hijo si no es pensando en uno mismo? en fin
De entre las joyas de la corona me quedo con la frase "y vosotros, qué ¿no os animáis?"

Teresa, la de la ventana dijo...

Totalmente de acuerdo con todo lo que dices. Es increíble la indiscreción de la gente, con que poca vergüenza te preguntan el por qué (detrás del cual puede haber de todo, desde simplemente que no te gusten hasta que no puedas tenerlos por problemas de salud). Además, la pregunta ya está mal planteada, porque te preguntan por los "niños", cuando esos bebés rollizos y preciosos se convertirán pronto en "hijos", con todo lo que eso supone de personas completas, que crecen, y cambian, y quizás no te gusten tanto cuando empiecen a usarte como cajero automático o cuando lleguen a casa con un tatuaje... Y sí, tanto como se mira el tema de la capacidad de ser padres con las adopciones, igualmente se debería hacer con la gente cuando se casa: un estudio completo que te permitiera o no reproducirte.

Estupendo blog, por cierto.

Pilar dijo...

Ya hace años que me hacen esa famosa pregunta. Y llevo años contestando con la misma media frase: No puedo tenerlos...(porque tomo la pildora) Aunque sospecho que mi cara debe cambiar, porque muchos añaden un "Perdona, no quería molestar"
Yo personalmente no tengo prisa por tenerlos, y mi arroz va perfectamente gracias. Pero me toca la moral que la gente quiera saber sobre tu vida sexual con tanta insistencia ¿Será porque se acaba cuando pares?

ander dijo...

Amiga, no te vayas nunca a vivir a China, porque allí sí que serías considerada un bicho raro, raro. Yo mismo lo era por tener veintibastantes años, tener el doctorado en marcha y no sé cuántos estudios pero no tener ni siquiera novia (claro, no les iba a decir que tenía novio así como así). Allí la gente te asume siempre un estilo de vida más o menos convencional, es decir, estudiar, casarse, fundar una familia, ganar cuanto más dinero mejor, etc. Me acuerdo de una conversación con un taxista pekinés, sentado a su lado, en el asiento del copiloto (en China, si vas solo en un taxi, te sientas delante, con él, porque detrás se considera no sé si raro o de señores). El tipo me preguntó directamente la edad después de saber que estaba estudiando en China, y cuando le dije que 26, por aquel entonces, me suelta, "¿Y aún no te has casado?" Le dije que no, pero me inventé que tenía una novia que pintaba cuadros (no le dije que era novio porque la habríamos liado, y aún no sabía decir "artista" en chino). Pero bueno, que me acabó preguntando el sueldo en euros y en yuanes de mis padres, que por preguntar no quede. Por no hablar de mi querida profesora Bai, la que me quería buscar novia, creo que te hablé ya, ¿no?

Anónimo dijo...

Hola Arantza,
Nunca te preguntaron ¿Y el reloj no te ha hecho tilín nunca? (yo con cara de asombro)¿Qué reloj? El biológico (cara de esta chica es tonta por parte de mi interlocutora). Tengo 49 años y me siguen haciendo la pregunta, ahora solo digo NO.
Me gusta muchísimo tu blog.
ada

Montse dijo...

¡Hola!
Me uno al club de las "No, no tengo hijos. ¿Y qué?"
Me encanta tu bloc. Siempre paso por él.

Pilar - Lechuza dijo...

Pues yo sí soy madre, y a pesar de ello, respeto totalmente lo que opinas y lo que opinaron las demás. Yo he viajado y me he llevado a mis hijos conmigo. He disfrutado de su primer diente, de su primer balbuceo, de sus primeros pasitos.
He tenido( y sigo teniendo) una vida sexual activa.
Ahora son adolescentes y disfruto discutiendo con ellos de todo tipo de temas( drogas, sexo, estudios, amigos,etc.)
No me imagino mi vida sin mis hijos. Pero respeto enormemente a quien toma la decisión de no tenerlos. Nadie se debería entrometer ni criticar.
Me encantan los niños, los míos y los de los demás. A lo mejor para vosotras yo soy un bicho raro, je,je!!
Un saludo

Garbancita ® dijo...

AMÉN!!

Veo que somos legión. Deberíamos sindicarnos pero ya!

Nuestro himno:
Basta de nacimientos
Def con dos

Bea dijo...

Ay Dios!! Soy feliz...ya no me siento sola, ni rara!!!! Arantxa, no puedes hacer un banner como el de Bakers against diets, pero sobre este tema....me lo cuelgo pero del tirón!!! Un beso. Bea

Sara dijo...

Que horror!
Me he angustiado solo de leerlo.

Yo también lo sufro en mis propias carnes. Y es que me parece de una mala educación por encima de lo normal!

Este jueves, toca comida familiar, a la que voy a responder con esta frase: soy estéril.

Con esto te aseguro que no volverán a preguntar. Eso sí... como algún dia que se lleven la sorpresa de ser bisabuelos, de ser abuelos, de ser tio, tios postizos (por los amigos que ya han procreado)... van a flipar!

Bueno, ya véis, yo no soy de las "no quiero ser madre" si no de, si se puede (ojo, que esta es otra cuestión que no sé, porque no lo he intentado), lo seré cuando quiera, no cuando la presión mediática me aplaste.

Que les den (a los que preguntan, no a vosotras, GUAPAS!)

Blanca dijo...

Se puede formar parte del club aunque se tengan hijas? Yo tengo dos, pero te entiendo perfectamente. Me da una envidia horrorosa que seais capaces de tomar la decisión con "conocimiento de causa" Me pasé 25 años de mi vida oyendo que los hijos són una bendición, que són lo mejor que te puede pasar, que de chiquitos te los comerías... Así que cuando me quedé embarazada (un descuido lo tiene cualquiera) no me planteé no tenerlo, aunque nunca había sentido la necesidad. A diferencia de la madre que disfruta peleándose o discutiendo con sus hijos, yo no disfruto nada, pero nada de nada. Desde que tengo hijas, no soy "X", soy la madre de "N" o de "F". La agenda depende de ellos, las vacaciones, en buena medida, dependen de ellos, pero ... en realidad esto no es lo peor, para mi lo peor es que como soy madre no puedo ser egoista, que lo soy un rato largo, tengo que ser comprensiva, negociadora, paciente, ponerme en el lugar de mis hijas, para entenderlas... Y si no me da la gana? Yo no pregunto nunca ¿tienes niños? no me preocupa lo más mínimo. Cuando una compañera a los 10 meses de dar a luz me dijo que volvía a estar embarazada, sólo supe decirle ¿quieres decir que hace falta? la pobre se quedó un poco contrariada, intenté arreglarlo pero creo que ya era tarde.
Lo dicho, si se crea el club, yo quiero formar parte, quiere dejar de ser mama para volver a ser persona.
Perdón el rollo.

Ivana dijo...

Bueno, yo si quiere ser madre pero aun nada y tengo 35 años largos, así que me encuentro en muchas situaciones de las vuestras y las odio!!
La cultura del tópico, de lo que Dios manda!! Arggggg!!

Anónimo dijo...

Qué gracia!, yo también me siento un bicho raro, pero por lo contrario: tengo 37 años, 6 hijos y estoy esperando el séptimo. Y no por lo que Dios manda ni por ser tópica ni una coneja (aunque para Bea lo sea), sino por que hemos querido mi marido y yo.
Ser madre es una decisión, no una obligación, así que me parece tan válida una opción cómo otra.
Yo sé lo que me aporta a mi y lo que supone en mi vida, y no me arrepiento en absoluto.
Al igual que Pilar-lechuza no he dejado de viajar con o sin niños, embarazada o no. Tengo una vida sexual activa y satisfactoria (y no solo con el fin de procrear). Y aunque me da un poco de terror enfrentarme con la etapa adolescente de mis hijos, por ahora estoy disfrutando de su infancia y enriqueciendo mi vida cada minuto que paso con ellos.
Sí, es agotador a veces, pero no dejas de ser tú, sólo te tienes que olvidar un poco de tí misma para darte a los demás, y no es lo que hacemos todas las mujeres seamos madres a no??
Un beso a todas.
MªAngeles

Arantza dijo...

Wow. Lo primero, gracias a todas (y a Ander ;-) por los comentarios. Veo que el tema no deja indiferente. Voy a intentar responder a todos los comentarios, aunque esta semana tengo visita de amigos españoles y no paso mucho tiempo delante del ordenador, así que haré lo que pueda colectivamente:
Mi entrada, que intenta ser en clave de humor, no es EN ABSOLUTO una entrada contra la maternidad. Aclaro esto lo primero por algunos comentarios un poco "vigorosos" :-)que se han expresado por aquí, comentarios que reflejan la opinión de las autoras, y con la que no comulgo. (Bea y Garbancita: lo siento, chicas, no creo que monte una asociación "antibaby", creo que os va a tocar a vosotras, porque me gustan los niños, por algo trabajo con ellos :-). Me parecen estimulantes, creativos, y una gozada cuando están bien educados. Monstruos del averno cuando los padres no han hecho su curro.)
Creo que estar en contra de la maternidad es como posicionarse en contra de que la gente respire. Aunque seamos ya bastantes sobre el planeta, necesitamos relevo, y los bebés aún no nacen por ordenador. Alguien tiene que hacer el curro, aunque sea duro. Sólo reclamo mi derecho a decidir que ese alguien no sea yo, y a no ser juzgada por ello.
De ahí mi admiración (no era una ironía, era sincera), ya expresada en el post, por las mujeres que deciden o han decidido ser madres. No es tarea fácil, y aún menos si se decide combinarla con trabajo fuera de casa. Lo dicho, mamás, (Maite, María, Pilar, Blanca, M. Angeles) sois superheroínas. Y no pretendo que todas las mujeres que son madres ya no tengan vida sexual, no. Si es que no hay que tomarme al pie de la letra, caray. Mi coña marinera se debe a la fatiga crónica que observo en las madres de niños muy pequeños.
Mi intención al escribir el post era expresar un hartón acumulado con el tiempo, (36 añazos), hartón producido por aguantar que se me juzgue en base a una decisión tan personal e íntima, como tan bien decís varias de entre vosotras, como la de no tener hijos. En ese discurso de "si-no-tienes-hijos-no-eres-una-mujer-completa" hay un tufillo de juicio, prejuicio, suficiencia y, me atrevo a decir, un poco de ignorancia, que me irrita a más y no poder. Si una mujer que ha decidido ser madre es feliz con su decisión, me alegro sinceramente por ella y por sus hijos, que probablemente crecerán felices y se convertirán en buenas personas porque su madre estaba en paz consigo misma. Pero las personas que intentan autojustificar su propio estilo de vida invalidando el del prójimo son siempre un poco tocahuevos, con perdón. Y de eso Ander debe de saber un rato :-).
Por último, deciros que me quejo un poco de vicio, porque la verdad es que en Quebec la situación de la mujer es privilegiada, yo diría que en cuanto a igualdad de trato y oportunidades y derechos se acerca bastante a la de las mujeres de países nórdicos de Europa. Nunca he tenido que pasar el dichoso "interrogatorio" cuando hablo con mujeres quebequesas, es más bien cuando paso el verano en España o hablo con mamás de países latinoamericanos, cosa que en mi trabajo ocurre todos los días.

En fin, que las sociedades van cambiando, poco a poco, yo creo que hay que ayudarlas a hacerlo plantando cara, confrontando a la gente con sus prejuicios, pero eso sí, con paciencia y mucho buen humor.

Maria Fernanda dijo...

Ya llegoooo... Pues yo respeto tanto a las madres como a las mujeres que no quieren tener hijos. Como ya todas han dicho es muy personal el asunto. A pesar de ser Latinoaméricana mi madre siempre me repetía que esa decisión era mía y que yo ya era una mujer, que era una tontería eso de que los hijos hacen a la mujer. Consecuencia: una personita de 27 años que todavía no sabe si quiere o no tener hijos jejejeje a veces me gustaría estar tan segura de no querer como ustedes, o de querer como algunas de mis amigas, pero yo no... el reloj famoso a veces se despierta pero después se duerme... No cabe duda de que la sociedad juega un papel fundamental en esto: ya sea queramos tener hijos o no. Por ejemplo, la gente quiere que tengas hijos pero aqui (en Quebec) está mal visto si los llevas a un restaurant o a una cena. Entonces qué, los esconden? No sé... Seguiré pensando...

María José dijo...

Hola Arantxa.
Me ha encantado tu entrada, lo que dices, como lo dices y sobre todo me ha gustado lo que has dicho a modo de resumen en tu réplica.
Lo más importante con hijos o sin ellos, es respetarse y ser feliz con la opción tomada. En mi caso, rodeada de niños en el cole, maestra como tú, y con dos hijos en casa.
Gracias por este buen rato.
Una saludo,
María José.

Vega dijo...

Hola, guapa. Pues yo, la verdad, no sé si los quiero o no, pero es que ahora ni me lo planteo. Me fastidia que a todas mis amigas (aprox. 29 años) les haya dado la fiebre del "novio-coche-piso-boda-niños-chalet-visón-etc" y todas esas cosas. Hace 8 años no sabían ni lo querían estudiar y se creen que con haberse licenciado llega la hora de dar todos esos pasos a presión. Lo respeto pero, francamente, creo que la mitad de ellas aún no se ha realizado como persona y no sé que narices piensan intentando comenzar a preparar la vida de otro ser. Creo que por eso hay tanto padre frustrado intentando realizarse en sus hijos por el mundo. Mi pareja y yo somos de adoptar (si nos entran ganas algún día), y por eso me llega la segunda pregunta "Ah, ¿entonces no vas a tener hijos tuyos?" A lo que yo respondo "no, si míos serán, pero los habrá parido otra. Los querré igual, etc" "Ah, pero qué pena, ¿no?" Como si pasarse un día de parto fuera un placer comparable al hecho de darle una casa a un niño que nunca ha tenido a nadie, vamos manda huevos. No sé si los quiero o no, pero si un día los tengo, será cuando haya agotado todo lo que tengo que hacer conmigo misma. Cuando yo veo una película de Indiana Jones me veo a mí misma buscando el santo grial o viajando por el mundo, no a mí misma llevando a mis hijos al cine. Seguramente llegará, pero por ahora lo veo muy lejano, y más teniendo que vivir de ir cantando por el mundo.
Por cierto, mi ex que era "anti-niños, anti-matrimonio, anti-ñoñadas, anti-novia, anti-todo" se casó con una tipa que le llama "cuchi" y "cari" y que tras anunciar que iba a opositar con 33 años, se quedó embarazada. Así también tengo yo un sueldo "nescafé", jejeje.

Trapu. dijo...

Wow!!!
Ejem,, ejem,, Si me dan permiso ustedes, en un tema tan femenino,,,, ya veo que solo Ander y el Trapu somos capaces de contestar.
A pesar de ser del género masculino, a mí también muchas veces me preguntan por que no soy padre. No. la “bienavenida” señora del metro, que en Bilbao no hablamos en el metro y menos con extraños (yo soy bastante extraño y alguna señora preguntándome por mi paternidad sería más extraña todavía). A mi me preguntan mis compañeros de trabajo, amig@s, tías, y de más vecindario. Siempre contesto que no tengo ni el más mínimo sentido paternal y mi apellido es lo suficientemente vulgar como para no temer su extinción si me quedo sin herederos. Lo curioso del tema es que casi el 100% de los "bienintencionados" intentan reconfortarme con un, todavía estas a tiempo, no eres tan mayor, un hombre puede tener hijos hasta de viejo. Como si a uno que casi ha llegado a la edad de chico-viejo le iría la vida en aprender a cambiar pañales.
Hasta en cierta ocasión mi madre me sorprendió con un “y por que no adoptas una chinita???” Como si fuera un perrito!!! Opción que aunque muy humanitaria, me recuerda un poco a Woddy Allen.
En fin, estos son gajes de aquellos que por bien o por mal elegimos la familia unicelular de uno solo miembro, tal como “Por que no tienes pareja???” Pero esto,, será tema de otra discusión.
Un besote.

La cuina vermella dijo...

Venga a sindicarnos com dice Garbancita!!! No hace ni un año y medio que me casé y todo diós pregunta lo mismo... Uff, que cansinos!

liuia drusilla dijo...

Miraaaaa, que más de acuerdo no podría estar en la vida. Sólo que a mí no me gustan los niños en general. Me gustan algunos en particular, soy muy escogida ;P.
Hace mucho tiempo que pensaba que era un bicho raro, hasta que me di de morros con los foros "child free by choice" que hay en Ravelry, como ya comentaba Lía; y ahora veo los comentarios a tu entrada y parece que somos legión.
En cuanto a que sería necesario pasar un test psicotécnico para tener niños, también estoy de acuerdo, y para tener mascotas.
Un besazo.

canela dijo...

Feliciades por el post, brillante como siempre. Bien, tras leerlo, pues yo también pertenezco al mismo gremio. Ahora, a los 47, ya no me preguntan (la edad, a veces, tiene beneficios), pero cuando lo hacían, les respondía que era esteril y así finiquitaba las preguntas de por vida. La verdad es que no sé si lo soy o no, porque nunca he intentado tenerlos. Nunca he sentido la "llamada" y ni me siento frustrada ni que me falta una pata, por tanto defiendo que, igual que hay mujeres que piensan que su vida está destinada a criar, hay otras que pensamos de otra manera, sin más. Un saludo.

canela

Arantza dijo...

María Fernanda: amiga, tengo que discrepar contigo. Por haberme paseado con mi sobrino por Montreal, diré que, si bien el Canadá anglófono (Ontario, para ser exactos) no es lo más "kid friendly" del mundo, en Quebec no he sentido nunca ese rechazo que comentas (si el niño se está portando de manera soportable, claro. Mi sobri se pegó un berrinche de tomo y lomo en un Dairy Queen y todo el mundo en la heladería quería estrangularlo, sus padres y yo los primeros :-)

María José: tú lo has dicho, amén, amante de los niños. Y buen comienzo de curso.

Vega: comprendo perfectamente tu inclinación a la adopción. Ya comentaba yo en el post lo de que no me urgía experimentar lo de dejar paso a una cabeza...

Trapu: oye, pues lo de la soltería (que no es sinónimo de celibato ;-) lo puedes abordar en tu blog, sería interesante.

Cocineros bermejos: ¡un año casados y ya os están metiendo presión! Jo, las madres ibéricas son invencibles.

Livia: selectiva con los enanos, ¿eh?... no eres la única. Lo de tener que sacar un permiso para tener niños o animales de compañía hace ya tiempo que lo ando pensando.

Canela: uy, gracias. Estoy empezando a comprobar que no somos rarezas, al fin y al cabo.

Dispersa dijo...

Hay que ver.... madres o no (yo sí lo soy) nos "pica" el tema. ¿Porqué demonios nos tenemos que justificar ante nadie por haber elegido tener o no tener hijos? Porque hay que dar explicaciones? Porqué coñ..... te las piden? Yo tardé bastante en tener a mi hijo y me preguntaban que si no tenía niños porque no quería o no podía, luego cuando le tuve, que para cuando la parejita... eso ya no me lo preguntan porque mi hijo, que tiene 14 años y es un cachondo y un poco cabroncete se dedica a decir por ahí que sus padres "ya no pueden" tener más hijos. Y encima siempre te lo preguntan mujeres "bienintencionadas" a las que no puedes mandar a freir espárragos porque encima la que queda mal eres tú, porque ellas te lo han preguntado con educación... ¿educación?... en fin, me voy a deshacer la maleta que este fin de semana me fuí de escapada con mi churri ... mi hijo se quedó en casita... encantado oiga... fuera complejos... uf que rollo me he metido.... uds perdonen
Un besuco.

Anónimo dijo...

¿terapia de grupo?
Sí claro que la sociedad es entrometida ¿pero es solo eso?
La mujer y la reproducción, tema intersante. Probad a dejar en una isla desierta 30 hombres y una mujer y en otra un varón y 30 mujeres, veamos donde nacen más niños.
Hace tiempo que pienso que lo de tener niños o dejar de tenerlos está muy lejos de ser una decisión, es más bien una circunstancia que adornamos convenientemente. Lo que me queda muy claro es que los hijos inspiran AMOR, sí una palabra un tanto desvirtuada, pero ahí esta.
Se puede proclamar a los 4 vientos el decir que eres feliz siendo madre o sin serlo, pero ese amor existe, y quien cuenta con él, pues como en Blade Runner; "He visto cosas que tus ojos no creerían"

Arantza dijo...

Dispersa: veo que la indiscreción de las bienintencionadas abogadas de la maternidad irrita incluso a las madres ;-). Gracias por tu comentario, siempre es bueno echarle un ojo "al otro lado", si es que esto es cuestión de lados, que lo dudo mucho.

Anónimo: gracias a tí también por tu comentario. Una puntualización: los comentarios anónimos están permitidos en este blog única y exclusivamente para permitir que la gente que no tiene un perfil en blogger pueda publicarlos, pero todos ellos -lectores corteses que tiene una- se identifican, por aquello de "si no eres capaz de asumir y firmar lo que comentas, es mejor que no lo comentes". Normalmente suprimo todos los comentarios no firmados. En tu caso, tu estilo es inconfundible y reconocible, pero por seguir aplicando este baremo con uniformidad, y por respeto por los lectores, para que sepan quién dice qué, te pediré que firmes el próximo comentario que hagas, si es que vuelves a comentar.

Al tema: creo que lo que motiva que pueda escribir esta entrada es precisamente que ahora sí que tenemos opción en esto de procrear o no -dentro de unos límites, claro, que la biología tampoco es una ciencia exacta-. No sé si lo de que tener hijos es una circunstancia más que una decisión lo comentas refiriéndote a tu propia experiencia... pero afortunadamente, a las mujeres del siglo veintiuno (a las afortunadas que viven en países ricos, para ser realistas) les pertenece su cuerpo plenamente por primera vez en la historia.
Lo de que la palabra "amor" está desvirtuada... en mi universo personal, no. No puedo hablar por los demás. Y en cuanto a la experiencia del amor paterno / materno y lo de que los que no la vivimos no podemos imaginarla... pues claro, como muchas otras experiencias de amor y de muchas otras cosas. Aunque creo que uno puede acercarse a ellas de otra manera. Me suena un poco al argumento ése de "ser incompleta" cuando no se ha experimentado la maternidad, argumento que puede rebatirse simplemente diciendo que hay otras experiencias importantes en la vida de un ser humano, y que uno puede sentirse incompleto sin haberlas vivido dependiendo de la necesidad de vivirlas que sintiera previamente.

Arantza dijo...

... había olvidado añadir que en mi opinión, la experiencia no otorga sabiduría por sí misma. He conocido un gran número de padres-madres que no se han vuelto seres humanos mejores, más llenos de compasión, empatía o amor (ni siquiera por sus hijos) por el hecho de haber tenido niños. Lo que sí que nos mejora y hace evolucionar es lo que hacemos con esa experiencia.

Bea dijo...

Upsss… creo que una palabra mía ha sido mal interpretada y debo aclararlo… ya que donde yo vivo, la palabra coneja significa “tonta o boba” (podéis mirar en cualquier diccionario de canarismos on line) y estoy acostumbrada a utilizarla “solo” en ese contexto y era a ellas, y solo a ellas, (a mis queridas compañeras de trabajo, a quienes me refería) de verdad que no quería ofender a nadie en absoluto….y pido disculpas públicamente. Un saludo. B

Anónimo dijo...

Bea, parece que la ofendida era yo,y no, en absoluto, estoy acostumbrada a que me lo digan, hasta mi propia madre; lo peor para mí son las miradas de conmiseración que me dirige la gente.
Arantza me encanta tu blog, y este post en particular simplemente ha tocado mi fibra sensible, no me he sentido atacada para nada, es muy gracioso y enfocas fenomenal el tema en cuestión.
MªAngeles

CRIS dijo...

Gracias por inventar esas respuestas,llevo años soportando esta pregunta en un tono de incomprensión y mal disimulada arrogancia, parece que el ser madre otorga un estatus que no tenemos las mujeres que no nos hemos reproducido aunque tengamos otros méritos.
Te recomiendo las novelas de una canadiense que ha reflexionado sobre el tema, Margaret Lawrence.
un beso

Arantza dijo...

Bea: Muchas gracias por la aclaración, eso demuestra que antes de ofenderse hay que asegurarse de que no ha habido malentendidos. Yo también había malinterpretado el uso de "coneja" (tomándolo como máquina de hacer niños), me había parecido bastante peyorativo, (de ahí lo de distanciarme de tu opinión) y la verdad es que, viniendo de tí, me sorprendió mucho, porque tú eres siempre educada y correcta tanto en tu blog, como en los que visitas. Una vez aclarado todo, espero que todo el mundo que leyó tu comentario lo interprete diferente (al modo canario).

M. Angeles: pues gracias por no ser nada susceptible. Me ha sorprendido lo de las miradas de conmiseración. Si acaso, sorpresa o curiosidad (e incluso admiración), pero pena... en fin.
Yo tengo una vecina guatemalteca que tiene nada menos que once hijos, y la voy a nominar para el premio "canadiense del año", porque la señora tiene todo un par...

Cris: algo había oído de Lawrence, lo apunto para mi próxima visita a la biblio. ¡Gracias por la referencia!

MOB dijo...

Vengo de http://tejiendoenlaisla.blogspot.com y me encuento con esto. Que bueno poder leer estas cosas y echarme unsa risas, porque muchas de las cosas que dices me hacen reir, no porque no tengas razón, sino por todo lo contrario.
Yo con 35 no soy madre porque no me da la gana, nunca lo he querido ser y ahora que mi entorno se está reproduciendo como conejos ("por la edad", "porque ya toca", "porque se les pasa el arroz", "porque tengo trabajo estable y casa y toca el niño"... como ellos dicen; nadie comenta: "porque siempre lo he querido ser")con más ganas le grito al mundo ¡no quiero tener hijos!.
Que gusto encontrate y leerte.

Ana dijo...

jajaja felicidades por tu post, me ha encantado y no podría estar más de acuerdo.
Yo tengo 26 años y espero acabar la dichosa carrera en ese año... aparte de eso me llama mucho el tema de viajar, leer, las labores etc vamos que me faltan horas al día para hacer todo lo que me gustaría hacer. Hace 3 años tuvimos a mi primera sobrina, te puedo decir que la adoro, estoy enamorada de ella, al año a siguiente vino nuestra segunda sobrina, igualamente amor a primera vista, siempre me han gustado mucho los niños, y nunca me había planteado la posibilidad de no tener hijos, siempre he querido tenerlos... hasta que conocí más en profundidad a mis sobrinas, son un amor peeeeero te quitan tu tiempo!!! Mi tiempo!!! con lo que he soñado yo con que llegue el momento de dejar de estudiar y comenzar a trabajar con mi horario de trabajo y de tiempo de ocio como para que venga un pitufo (que puede ser bueno o lo más ruin del mundo) a quitármelo!!! y todas las cosas que he soñado hacer? cuándo las haría? cuando se vayan de casa? o sea a los 60 por lo mens?!! no, no, no .. yo hoy en día lo digo muy claro, no quiero tener hijos, quizás más adelante me canse de mi vida y quiera tenerlos, por ahora tengo la sensación como dices tú de ser una egoista desnaturalizada, pero joe que es mi tiempo y mi vida y mis cosas... además como dijo otra de las chicas: muchas madres se plantean tener niños por puro egoismo...
También apoyo tu idea de que para tener hijos habría que pasar una prueba que hay suelto por el mundo mucho padre jugando con la vida de sus hijos... no se hacen prubeas psicológicas para tener un rottweiler porque es un perro peligroso?? anda que no es peligroso un ser humano mal educado y sin principios ni conciencia...

Y lo sigo diciendo, me gustan los niños, adoro a mis osbrinas, me veras tirada en el suelo jugando con ellas horas y horas... siempre que me apetezca y haya decidido dedicar ese tiempo a ellas pero como una obligación... no es algo que me llame... no, hoy no.

Un abrazo! tengo que seguir tu blog, a ver si te linkeo

Ana

Arantza dijo...

Mob y Ana: bienvenidas a la cocina, cogeos una silla y sentaos, que en torno a esta mesa de cocina hay mucho sitio... y mucho consenso en torno a este tema de la no-maternidad ;-). Espero veros de nuevo por aquí.

Pioggia dijo...

Yo soy de las que quiso pero no pudo. Cuando me hacen la pregunta, siempre contesto: "No, pero tengo perro". La conversación a partir de ahí puede seguir muchas variantes, todas ellas divertidas, que me evitan la pena de hablar de temas inconvenientes.

Mariajo dijo...

Totalmente de acuerdo,lo que siento,núnca lo había leído,y mira por dónde lo has descrito perfectamente.
Me gusta la libertad,(ya es díficil,más aún si se tiene hijos),disfrutar con mi pareja,salir de viaje sin sentimiento de culpa,y miles de cosas que con hijos no se pueden hacer,por éso y pq me importa un bledo las críticas de las que son madres,he decidido hace mucho que no tengo hijos pq no me dá la gana,vamos!,cómo si por se mujer se tuviera la santa obligación,pués será que no!
Saludos desde la Mancha.
María José.

Arantza dijo...

Pioggia: es verdad eso de que se "da pan al que no tiene dientes"... porque he conocido gente que no tenía ningunas ganas ni talento para ser madre, y han tenido "accidentes" con una facilidad pasmosa. Qué mal organizada que está la Naturaleza, me digo a veces... Un saludo y gracias por pasarte por aquí, perdona el retraso enorme en responder a este comentario.

Mariajo: tampoco es muy habitual lo de decir así, sin tapujos, que una no tiene ningunas ganas de ser madre. Es curioso, a los hombres nadie les hace preguntas (bueno, generalmente). Gracias por el comentario, manchega :-)

MJ dijo...

Yo no siento la necesidad de ser madre,me encanta tener libertad,dormir las horas que quiera,viajar y no tener el sentimiento de culpabilidad de dejar niños al cuidado de otros.
En fín,que estoy de acuerdo en todo,y muy bueno el tono irónico que le has dado,genial!!

Arantza dijo...

MJ: acabo de leer tu post sobre el comentario del Vaticano sobre la "eugenesia", muy interesante... y muy desolador. Menos mal que cuando uno se para a pensarlo, esa pandilla en sotana carmesí sólo tienen el poder que la gente les otorga. No por nada las iglesias en Quebec están vacías.

Zarawitta dijo...

Atrasada muy atrasada... Pero gracias a todas las que han pasado por años de preguntas insípidas y caras de espanto al responder NO me gustaría tener hijos, NO tengo hijos, NO me gusta CASI ningún "monstruito",dígase infante...

Tengo 25 estoy por terminar mi maestría y tal parece que ser latina (MX) y querer seguir el doctorado, viajes y tener una vida para mi y mi pareja (novio que sí querría hijos ouch tema difícil) es demasiado pedir.

Abrazos!!
Childfree´s

Arantza dijo...

Zarawitta: nunca es tarde si la dicha es buena, dice el refrán... :-). Siempre gusta ver que el blog interesa lo suficiente como para que la gente se ponga a leer los posts del archivo. Y este tema parece que interesa especialmente. Yo creo que en todas las sociedades se necesitan pioneros, que cambien lo que hasta ahora se consideraba "la normalidad" (si tal cosa existe, que lo dudo). Paciencia, pionera.