sábado, 20 de septiembre de 2008

Cerise de terre


Esta exótica fruta, también conocida como groseille du Cap o physalis, se parece mucho al tomate en la textura, (por algo es de su misma familia, las solanáceas), pero su sabor es algo que no puedo comparar a nada que conociera cuando vivía en España. Es la fruta mejor envuelta de la naturaleza :-). Aquí tiene otro nombre, muy poético: amour en cage (amor enjaulado).


Otro cultivo oriundo de América, que aparece en el mercado por estas fechas.

13 comentarios:

Maria dijo...

Aquí le llaman algo así como alquejenje. A mí, más que el fruto me gusta su envoltorio.
En casa hay algunos plantados y los dejamos hasta que del envoltorio no queda más que la estructura...
Parece un farolillo.
Saludos

Lía dijo...

La primera vez que ví esta fruta fue como adorno en un centro de mesa en una boda...la sorpresa fue ver a una de las invitadas comiéndose el arreglo floral, jejeje...o eso pensábamos ;P

La cuina vermella dijo...

Poesia frutal...

CRIS dijo...

¡Qué bonito!, no puedo creer que llamen amor enjaulado a los physallis, ahora me gustan aún más que antes.
Un beso

ata dijo...

Lo vi (y probé )por primera vez en Barcelona, lo usaban mucho en pasteleria

Ivana dijo...

Por aqui los utilizan para decoración ¿que hacen con estos frutos por tu tierra? Danos ideas!!

Rosa dijo...

Cuantos comentarios da una fruta. Yo tengo una pregunta: ¿A tí, te gusta? A mi me parece un sabor vegetal insulso...como comer césped...que se puede comer pero nunca lo definiria como bueno.
Por cierto, no me conoces. Soy Rosa, amiga de Txenxo, que a veces me asomo a tu Blog.
Saludos

ander dijo...

Pues yo les llamo alquequenje, y no alquejenje, aunque vete a saber, qué lío. El sabor nunca me ha soprendido especialmente, me sabe más a vegetal que a fruta (como el higo chumbo, no sé). Por frutas tropicales prefiero el mango o el fruto de la pasión (o la piña, aunque está tan extendida ahora que ya no sé si la gente la considera tropical).

Sara dijo...

Aquí en españa, se usan mucho en la decoración de tartas. A mí si me gusta el sabor, aunque sospecho, que aquí llegan poco maduros y poco sabrosos (a mí me gusta lo ácito, que se le va a hacer).

En la boquería si los he visto con su "capuchón", pero fíjate que ni sabia que eran la frutita esa amarilla. La proxima vez que vaya, me fijaré en el nombre.

Ciao!

Arantza dijo...

María: otra planta de la misma familia, que se cultiva mucho en Quebec con fines decorativos, tiene unos frutos que se parecen mucho a las physalis, pero más grandes, y con el envoltorio rojo, recibe el nombre de "linterna china".

Lía e Ivana: pues es verdad que son muy decorativas. Aquí se comen tal cual, o se hacen confituras y un licor: el "amour en cage".

Cuina Vermella y Cris: es verdad que el nombre en francés es bonito. Pero no es el más utilizado, el más corriente es "cerezas de tierra".

Ata y Sara: pues como Ata lo explica, en Euskadi no se conocen estas frutas (bueno, hace diez años no se conocían). Por eso me llamaron tanto la atención cuando llegué aquí.

Rosa y Ander: bien maduros, no saben ácidos, pero como bien decís, al ser pariente del tomate, esta fruta sabe "vegetal". No es mi fruta favorita, no me entusiasma, de hecho, la primera vez que la probé, no me gustó nada. Pero como eso de que algo no me guste hasta el punto de no tragarlo es rarísimo, insistí, y ahora soy vapaz de comerlos. Creo que, como muchas cosas en la vida, el sabor tan extraño, para el que no tenía ninguna referencia mental, necesita que uno se acostumbre. Por eso hay que darle una oportunidad a casi todo en la vida... y a casi todo el mundo ;-). Quién sabe, puede terminar por gustarnos.

Arantza dijo...

... ah, Rosa, bienvenida a la cocina, y dile hola a Txen de mi parte :-)

sumire dijo...

Esa es mi maniiiiitaaaaaaa!!!
Jeje a mi me gustaron pero por aqui todavia no los he encontrado y estoy empeñada en que mi queridisima hermana los plante en su huerto.

Arantza dijo...

Sumire: efectivamente, "c'est ta jolie menotte", ;-), imperdonable de mi parte no haberlo mencionado. En cuanto a lo de plantar esto en el jardín, muy buena idea, no sé si en el pueblo de tu hermana hace frío, a ver si puedo encontrarte semillas de aquí, porque más resistentes a las heladas que las variedades quebequesas, no hay... :-)