viernes, 2 de enero de 2009

Tartaletas de eggnog al ron

Ya sólo queda Reyes (en España, porque aquí no es festivo), y las fiestas se acabaron. Pero que no cunda la tristeza y el temor a los kilos ganados, aún tenemos motivos para celebrar.
Aunque sólo celebremos lo apañadito que es hacer un postre de sobras. En este caso, aproveché medio envase de eggnog que quedaba en la nevera, aunque si vosotros no habéis hecho, no es necesario poneros a preparar uno como ingrediente base. En el fondo, el eggnog no es más que un batido con huevo y ron, aderezado con especias. Para sustituírlo, no tenéis más que hacer una crema pastelera normal y corriente, con vainilla, y añadirle durante la cocción una cucharadita de ron, un poco de canela, nuez moscada y clavo, y ya tenéis el sabor navideño canadiense.
Por una vez, y contra mi costumbre, utilicé tartaletas de masa quebrada congelada. Y es que he trabajado tanto en mis cajas de galletas como regalo, que ya no me quedaba energía repostera para ponerme a hacer la masa. Y éste es un postre de sobras, al fin y al cabo.

Como habrá alguno al que la decoración le llame la atención, os daré el truquillo: más sobras. En este caso, de caramelos rayados de menta, de hacer el fudge. Los metéis a horno medio (180º) encima de un pedazo de papel de aluminio, y no dejáis de vigilarlos hasta que se fundan lo suficiente como para formar estas "pastillas", pero sin dejar que se quemen. No decoréis las tartaletas hasta el último momento, porque la humedad de la crema hace que los caramelos "destiñan" (ver foto). Lloran, los pobres, porque lo bueno se acaba.

6 comentarios:

alinitaxula dijo...

Aranxa no paras ¡¡¡¡¡¡¡ esta receta con las sobras es buenisima, cuando tenga hueco intento hacerla¡¡¡ vi en el otro post cómo se hacía el eggnog, que antojo me ha dao...
besin
y buena entrada de añooooo
alinita

María dijo...

Jua, jua, jua!!! Esto es una carcajada después de la lectura del anterior post.
Nada que ya vemos que hay letras que viven en otro mundo: la ñ, la č, la ẙ, la ł.... ¡Pobres discriminadas!
(Perdón, es que he maquetado un folleto en checo y estoy sensible)
La receta creo que la dejaré para más adelante (febrero...) que con el roscón que llega creo que he acabado con mi cupo de golosinas, dulces y demás.
Feliz año

Ander dijo...

Pobrecitos extranjeros estudiando español... Mira una de mis redacciones de chino, ya corregida: http://www.fotolog.com/bao_bao/20254297
¡Feliz año, Arantza!

La cuina vermella dijo...

Madre, que apañá eres!
besos

Arantza dijo...

Alinita: tampoco lo he hecho todo en el mismo día, no vayas a creer. Muchas de mis recetas de dulces navideños han sido elaboradas más de hace un mes, y congeladas, esperando el gran momento. Cuidado con el eggnog, sobre todo con la receta de Martha, si le haces caso en las cantidades de alcohol, te van a tener que llevar a la cama a la segunda taza ;-)

María: ya se terminan los dulces, lo prometo (aunque no por mucho tiempo, soy demasiado golosa...). Y que vivan esas letras extrañas ;-)

Ander: bueno, el post anterior no era para hacer público escarnio de les errores de mis alumnos, sino más bien porque este error en particular me parece divertido ;-). Y a mis estudiantes asiáticos los admiro que no veas. Suelen ser los más trabajadores, y a los que menos les cunde (por lo de la distancia brutal con su lengua materna...). Imagino que en China te pasaría lo mismo... feliz año, guapetón. Dale un beso a J. de mi parte.

Arantza dijo...

Cuina: con esta crisis, no anda el patio como para andar tirando sobras. Así que a aprovecharlas.