domingo, 20 de abril de 2008

Le pâté chinois o la base de la civilización quebequesa

Prácticamente todos los países anglosajones tienen su propia versión del shepherd's pie, e incluso los francófonos tienen platos que se parecen mucho (estoy pensando en el hachis parmentier). La base es siempre la misma, recetas rurales y reconfortantes donde las haya : patata, carne. Son platos hechos para comérselos y salir a arar un campo con los dedos, o segar con la hoz el equivalente a dos o tres campos de fútbol.

¿Qué es lo que particulariza el pâté chinois de Quebec? El maïs en crème (ou blé d'Inde en francés quebequés), una crema de maíz que se vende en lata. Si queréis preparar esta receta , no os desaniméis por la imposibilidad de comprarla en España, no tenéis más que cocer maíz en el microondas (el congelado da un resultado perfecto) y batirlo en puré parcialmente, la textura perfecta es cuando aún se ve algún grano entero en la mezcla.

El resto es fácil: carne picada ligeramente sofrita con lo que preferáis, bien escurrida porque luego en el horno va a "sudar" un poco (la carne se puede sustituir por soja, o lentejas cocidas, que es lo que suelo hacer en mi versión vegetariana, para gran indignación de monsieur M.), y puré de patatas, aunque no en ese orden (ver foto de la estructura arquitectónica del plato más abajo :-). Y a gratinar.



Estructura arquitectónica del pâté chinois, según "môman" de "La Petite Vie".


Esto es integración y lo demás son tonterías.

Los orígenes de este plato son curiosos: su nombre, paté chino, podría ser debido a que este plato era el sustento básico de los obreros chinos que ayudaron en la construcción del ferrocarril Canadian Pacific Railway, línea férrea que une Montreal con Vancouver. La historia de los chinos en Canadá es muy interesante, os aconsejo echarle un vistazo.

Mi paté chino es muy ibérico: la carne contiene toneladas de ajo picadito y de perejil. Este plato no reinventa la rueda, pero si tenéis niños es un éxito seguro, todo sea por llenarles la panza. Por cierto, como esto es norteamérica, si lo queréis comer como un quebequés de verdad se come con... (casi me da vergüenza escribirlo :-) ketchup.

Si califico el paté chino de base de la civilización quebequesa, es porque uno podría usarlo como argamasa civilizadora, como cemento base de pirámides, como carburante de revoluciones.

Las posibilidades son infinitas.

10 comentarios:

sumire dijo...

Ay nena! que se me ha antojao comer pure con salchichas, otra vez a la mierda el regimen!!

Arantza dijo...

No creo que un poco de puré de patata afecte en lo más mínimo a esos glúteos marmóreos que se te han puesto desde que practicas tanto tai chi. Así que disfrútalo.

Maria Fernanda dijo...

Que no te de pena decir que se come con catsup, que aqui la catsup de frutas o la casera es muy buena!

Ander dijo...

Curioso lo de "pâté chinois", porque realmente el plato no parece nada chino. Como tú dices, probablemente se lo daban a los culíes (los trabajadores chinos que emigraron por todo el mundo en el siglo XIX y XX), puesto que parece un alimento muy adecuado para trabajos duros. Mi madre hace una cosa parecida, sin maíz, a la que a veces echa tomate natural, o cebolla, o setas de temporada, a la que llama "pastel de carne".

Que por cierto, en América Latina también hubo muchos chinos. En la Habana, por ejemplo, aún quedan sus descendientes, aunque tienen aspecto caribeño y hablen con acento cubanísimo.

Arantza dijo...

María: me gusta que me recuerdes cómo se dice ketchup en castellano: catsup. Y sí, es verdad que el que la gente de aquí prepara en casa es otra cosa.
Ander: échale un vistazo a la entrada del 14 de marzo, titulada "Meatloaf". Creo que lo que cocina tu madre puede ser una versión de ese plato muuuy de mamá americana. ;-)

Lía dijo...

Qué bien que haya una opción vegetariana...tengo que probarlo ;)

Ander dijo...

Sí sí, lo vi pero me olvidé comentarlo también (que por cierto, qué buena pinta, me gusta mucho la cocina tradicional y consistente, ahora que se explotan tanto las reducciones de vinagre de Módena y gaitas). Lo de mi madre, a pesar de su nombre, se parece más al pâté chinois. Con lo de "alargar la carne" me acordé de otra receta de mi madre, que a su vez heredó de mi abuela, creo, la de unas hamburguesas a las que en casa llamamos "filetes rusos", no sé por qué. Mezcla carne picada (de ternera y cerdo o ternera sólo) con patata y zanahoria hervidas y machacadas, ajo y perejil, y las reboza con harina y huevo. Son una delicia.

annie dijo...

la base de la comida quebequensa ! te faltan el "pudding chomeur", "le pain de viande", "le ragoût de pâtes de cochon", "la tourtière du lac saint-Jean" con eso(faltan muchos otros platos..) tienes la base de la comida quebequensa !! jejeje

Arantza dijo...

Ander: qué bien suenan esos filetes rusos... esta semana me siento un poco más vegetariana-pescado, en cuanto deja de hacer tanto frío me apetece menos carne, pero esos filetes los tengo que intentar cuando anuncien un fin de semana fresquete.
Annie: claaaro, mujer, pero déjame algo de material para otros posts :-). Aunque creo que en cuanto al "ragoût de pâtes de cochon" (que por cierto, existe también en la cocina espanola)... eh bien, je vais sauter un tour :-) No soy vegetariana-vegetariana, pero tampoco lo suficientemente carnívoracomo para animarme a cocinarlo :-)

Arantza dijo...

Lía: a mí me encanta la versión con lentejas, pese a las pestes que echa mi quebequés preferido :-)