lunes, 21 de abril de 2008

Adonis

Hemos ido de compras a "Adonis". Aunque suene a nombre de salón de masaje gay, en realidad es un supermercado libanés fabuloso, donde pueden comprarse las mejores verduras de Montreal, sobre todo en invierno, cuando las coliflores viajan desde Florida en business class.

El mostrador de la carnicería es sorprendentemente tentador para una comedora de tofu y de pescado como yo, con su pollo shish taouk y sus salchicas merguez.

Lo que me encanta de este supermercado es que se encuentran verduras y frutas típicas de países mediterráneos que no se encuentran en otros sitios, como los higos frescos, que aquí son de lo más exótico y se venden a precio de caviar iraní. Cómo me encantan los higos, los echo de menos una barbaridad, y pensar que en España las higueras crecen como la mala hierba... pero son árboles de país cálido y no soportan el frío.

Algunos de los tesoros que he comprado hoy:



Delicias turcas. Loukoum (lokum en adaptación española). Mmmm. No me extraña que fuera el dulce que perdió a Edmond en Narnia. Con esos sabores como de dulce de princesa : rosa, menta, limón. Por cierto, que durante mucho tiempo asocié ese nombre a una película bastante escatológica.



Confitura de rosas. Es turca.




Confitería de Adonis. Tesoros de Oriente Medio.

3 comentarios:

annie dijo...

miamm miamm los caramelos!!

Marona dijo...

Jo, qué envidia de supermercado. Ya me está entrando hambre...

Arantza dijo...

Y no he terminado de mostraros todo lo que se puede encontrar en Adonis...