miércoles, 19 de marzo de 2008

Tim Hortons, toujours frais


Cada vez que vamos de viaje, monsieur M. accede amablemente (zen como es él), a darme un caprichito infantil: parar a por un café (¡y un donut!) en un Tim Hortons. Como este fin de semana pasado salimos de viaje, y cada vez que viajamos nos levantamos a unas horas inhumanas -todos los viajes son largos, en este país en el que dos horas de coche es calificado de "cerca"-, no soy capaz de ingerir nada antes de salir. Pero hacia las ocho, hay que parar, síndrome de abstinencia de cafeína obliga (me he vuelto adicta al café filtro, horror).

En Tim Hortons el café es toujours frais (siempre fresco), o eso dicen, en todo caso está más fresco que yo cuando me despiero a las seis de la mañana, y con eso me basta.


¿Qué es lo que me fascina de los Tim Hortons? Muchas cosas, ninguna de ellas relacionada con la gastronomía, para qué engañarnos. Para mí, estos templos de la rosquilla son norteamérica, son Canadá. Todos tienen drive thru, y siempre hay cola. Y sirven sus cafés to go (para llevar) en unas bandejas pensadas para comer y beber en el coche. Porque en Canadá, como en los USA, la gente come y bebe en cualquier sitio, a cualquier hora. Y han conservado el logo y el aspecto un poco años 50, eso me encanta.


Deberían obligar a los inmigrantes, como prueba iniciática, previa a la naturalización (cómo me gusta esa palabra), a tomarse un cafecito en un Tim, o aún mejor, en el coche, para saber si son capaces de adaptarse a esta vida.


Rrrrroll up the rim to win.

6 comentarios:

Mer dijo...

Arantza lo mejor del Tim Hortons son los "Timbits"!!! a mí me encantaba pedirme una cajita de esos y comerme uno sin tener cargo de conciencia... peor claro, luego venía el segundo, y otr más... y acabamos fastidiando la dieta en Canadá jejeje. En fin, que los cafeses de Tim eran fijos en la universidad.
Un abrazo de una ex-torontoniana

Arantza dijo...

Mer: es gracioso ver que todavía te acuerdas de los "agujeros de doughnut" :-)Ayer justamente me permití la guarrada semanal: un donut de arce (maple cream)
Y lo de llegar a clase con el biberón de café es sumamente canadiense. Pues eso, encantada de traerte recuerdos.

Mer dijo...

Este verano vuelvo a Toronto después de 4 años!!! volveré a comer todas las guarradas de la gastronomía nacional... menos "puotine", demasiado cargo de conciencia jejeje

Lupe dijo...

Lo de la naturalización es estupendo, sí. Decía George Mikes que, antes de que te concedan la naturalización, la administración ni siquiera te considera un "natural human being". Él se refería a Londres, pero...

Arantza dijo...

Lupe: perdón por el retraso, pero estoy en esa fase de histeria académica en la que dejo de peinarme, de lavarme la cara, de ponerme las lentillas y, para qué en gañarnos, no me molesto en quitarme el pijama. Pues sí, el concepto de "naturalización" tiene su ironía. No conocía a Mr. Mikes, pero al menos aquí en Canadá, aunque lo piensen, son más educados y no te lo hacen sentir... ;-)

José Francisco dijo...

Hola Arantza, coincido que lo mejor de Tim Horton's son los timbits, y efectivamente si yo regresara a canada comeria de todo menos poutine, jaja. Bueno ahi les encargo si alguien consigue la receta de timbits a ver si la pueden enviar a mi correo: francesco.lobo2008@gmail.com, ya que actualmente disfruto del cafe de tim horton´s porque me regalaron una lata de café y lo preparo en méxico, pero para sentir que estoy en canada ¡me faltan los timbits!