miércoles, 12 de marzo de 2008

Ensaladas de invierno

Con esto del invierno que no cesa, por aquí habíamos relegado un poco al olvido las ensaladas. El otro día ví en la frutería las primeras naranjas de sangre. Aquí toda la fruta (salvo las manzanas, que se conservan mucho tiempo) llega por avión de Chile, prácticamente desde diciembre hasta junio. Y la pagamos a un precio... que parece que las clementinas vienen sentadas en primera clase, bebiendo martinis. Todavía me duelen los cuatro dólares que he pagado por una coliflor en febrero.

No me había dado cuenta de lo afortunados que somos (sois, malditosss) en España de poder cosechar durante todo el año, y comer siempre fruta fresca, hasta que empecé a vivir en un país nórdico. Nada está maduro, recogen todo verde para que pueda resistir al transporte. Muchas veces compro más por nostalgia que por el sabor, como estas naranjas de sangre (eso que en la foto inferior parece casi de color violeta).

Esta ensaladita es un tabulé clásico, with a twist : mitad sémola integral (cuscús), mitad trigo bulgur, menta, perejil, un par de tomates, naranja y naranja de sangre. Un poco de comino, aceite de oliva, zumo de limón, sal, pimienta y ¡alehop!. Esta ensalada está tan buena o mejor al día siguiente de haberla preparado. Y la foto no le hace justicia, como pasó con el porridge, y como pasa con casi todo lo granola que comemos por casa...

Por cierto, "granola" en Canadá quiere decir algo diferente de los cereales de desayuno. He aquí una buena definición del Urban Dictionary: "An adjective used to describe people who are environmentally aware (flower child, tree-hugger), open-minded, left-winged, socially aware and active, queer or queer-positive, anti-oppressive/discriminatory (racial, sexual, gender, class, age, etc.) with an organic and natural emphasis on living".

En casa no somos exactamente "tree-huggers", ni lo compramos todo orgánico, pero me temo que sí que se nos puede calificar de ligeramente granolas, especialmente a monsieur M., que sólo se quita las Birckenstock cuando empieza a nevar, (es cierto, lo juro, las lleva con calcetines de lana en noviembre, ¿no es entrañable? :-)


La otra ensaladita es de remolacha cocida y manzana ralladas, la manzana debe ser de una variedad ácida y más bien dura (tipo Granny Smith), para contrastar mejor con el dulzor de la remolacha. Lo coronáis todo de alcaparras, un poco de hinojo seco (o eneldo), aceite, limón, sal, pimienta, y esto combina estupendamente con un poco de salmón ahumado (o de gravlax, si tenéis ya hecho).

Buen provecho.

5 comentarios:

Montagne dijo...

Jelou eguein:

No te lo tomes a mal, nena, pero espero no considerarme nunca a mi mismo ligeramente sinónimo de "tree-hugger" o "flower child". Demasiado buen rollo. Por otro lado, preparé ayer un par de "paquetitos de manzana", inocente nombrecillo que oculta una infernal orgía de calorías. Repetiré.

Arantza dijo...

Pero si ya aclaro que lo "abrazador de árboles" no se nos aplica. En cuanto al "flower power", me temo que, en el caso de monsieur M., es algo generacional. Y no me parece tan malo, caray. Make apple bundles, not war! :-)
Hablando de los paquetitos, contenta de que te hayas animado, en el caso de esta receta, probarla es adoptarla. Como ya advertí, si no entras en el "Speedo" :-) este verano, yo no me hago responsable. XX

Arantza dijo...

...Y Canadá es definitivamente el país del buen rollito. Un poco menos desde que nos gobierna Harper, pero ahí le anda.

Montagne dijo...

Sorry, ma´am, no quería ofender a su orgánico coranzoncito :-P.

Me animé a hacer la receta porque me gusta cocinar y últimamente mi repertorio se reduce a purés y biberones, necesitaba remediarlo con una recetita rápida y sabrosona.

Paz

Arantza dijo...

Nada, nada. Nosotros, los comedores de brotes de alfalfa (je, ya veràs la receta de manana), no somos tan susceptibles. Si quieres recetas fàciles para gente ocupada,sigue pasàndote por el blog. Éste es el continente de la "TV dinner" y las recetas Betty Crocker. He aprendido mucho:-)La peque ya come papilla??