domingo, 29 de marzo de 2009

Pure Peanut Butter Cookies

Para hacerlas, he echado mano de mi sitio habitual, y de esta receta. Los únicos cambios a la receta original: he utilizado miel en lugar de azúcar, aceite vegetal (canola o girasol van muy bien) en lugar de mantequilla y la mitad de la harina la he sustituído por harina integral. La textura no ha cambiado mucho, así que podéis hacer una versión más sana sin sacrificar gran cosa.
Las fotos me han quedado de un martaestuardiano que me han sorprendido hasta a mí. Si me descuido, me vuelvo rubia, episcopaliana, amante de los colores pastel, cincuentona y de derechas, y pierdo el sentido del humor. Tendré que vigilarme.

Me he hecho una pila de galletas, me he servido un vaso de leche, y a seguir revolucionando el mundo de la lingüística.

16 comentarios:

CRIS dijo...

Oh my god, tienes razón que stuardescas te han quedado y eso eso todo un piropo porque esta mujer trabaja con los mejores fotógrafos,espero que no se t esté poniendo esa cara de sonrisa profident por fuera y estricta dominante por dentro mientras acaricias un flufly.Me parece que su biografía autoriazada es todo un poema,un poema siniestro por supuesto.
Huyo despavorida de aquí antes de que me coja un ataque de peanut butter, es de mis cosas favoritas.
Un beso

Merce dijo...

Arantza, me encanta tu blog.
Santa Martha (que Dios nos la conserve muchos años) es de izquierdas (o, al menos, demócrata):
http://www.campaignmoney.com/biography/martha_stewart.asp

Maria Jose dijo...

Umm ahora mismo me comia esa bandejita yo sola...deben de estar deliciosassssss y los cambios que has hecho seguro que solo las mejoran ... besitos!!

Pilar - Lechuza dijo...

Mira qué desastre soy...compré un tarro de mantequilla de cacahuete hace unos días para hacer las famosas cookies y una tostadita por aquí, una cucharadita por allá para matar el gusanillo, el caso es que el tarro está "en las últimas"....Tendré que reponer existencias inmediatamente si quiero hacer las galletitas.
un saludo

anta dijo...

¡Qué buenas deben estar!
la verdad es que hace algún tiempo compré mantequilla de cacahuete y no nos hizo mucha ilusión. De haber sabido lo de estas galletas lo hubiéramos aprovechado mejor. Claro que entonces yo estaba sin blogear todavía.
Un saludo y que aproveche.
Esperanza.

La Lupe dijo...

Las galletas, en resumen, y por no ponerme demasiado lírica, ÑAM. Soy total y rabiosamente fan de la mantequilla de cacahuete. Sobre todo con tropezones. Total, sólo engorda 50.000.000.000.000.000.
Las letras nuevas de tu cabecera, ÑAM también. Se leen de maravilla y son muy estilosas.

María dijo...

Oh!!! Has cambiado de tipografía.
Cuando compre mantequilla de cacahuete haré la receta.

Cíes dijo...

De las galletas no digo nada porque ... no me gusta la mantequilla de cacahuete, así que creo que no las probaré. Si Martha ve tus fotos seguro que te llama para contratarte. ¿Algún día nos explicarás lo del atrezzo? Me muero de curiosidad.

El cambio de tipografía le sentó bien a la cabecera, sin dudarlo. Yo ahora estoy a vueltas con el "diseño" de mi blog, si a eso se le puede llamar diseño, así que me fijo en esas cositas. ¡Es tan emocinante empezar un diario! Si quereis visitarlo estais todos invitados. Se titula Yo no soy Ulises y tiene tres días.

Ander dijo...

Qué van a ser martaestuardianas tus fotos, Arantza, que me parecen de una finura... (Y las galletas, vamos, me las comía YA). Me recuerdan las fotos de un fotolog que me gusta bastante y que quizás te gusta, aunque quizás también te parecerán martaestuardianas: www.fotolog.com/shhh
Quizás tiene razón mi padre cuando dice que soy un poco quaint...
Siento no intervenir mucho últimamente, que estoy muy liado (me cambiaron de asignatura y estoy traduciendo un libro, además de tener la tesis que me reclama). ¡Besos!

maia dijo...

Por Dios,y todos los Santos y todos los Apostoles pero que pinta!!!!!!!!!!!!!!
Si estiraria la mano y me comeria una, o dos o...
Esto de mirar gastronomia en noches de insomnio no es bueno, no.
Ya lo dice mi madre, tanto ordenador no es bueno.
Un beso,Rosa M
¿Oye, en Canada no hay recetas ligth?

Sandra dijo...

Hola, tus galletas se ven fantasticas.
Te mando este link de unas galletas por demas simpáticas, que podrías intentar hacer.
http://www.obamitas.com/
Un Saludo

Cariño dijo...

Mmmm... Qué ricas!!! Y de paso repaso mi inglish. Un saludiño.

Anónimo dijo...

No, lo siento mucho, pero no!!! ya no "cabo" en los pantalones, asi que de aqui hasta el final oficial de la Operacion Achucha-la-Lorza no te voy a hacer ni puñetero caso cuando la receta en cuestion pase de chipicientas kilocalorias...he dicho!!!
Besazo gordo (tiene lorzas el pobre también!!)

Maite

PD.- Te he contao que por una extraña mutación genetica (todas mis tias tienen culo jamonero) he nacido sin fuerza de voluntad para esto de la comida (bueno y pa mas cosas ya puestos...), asi que porfaaaaaaa...no seas mala!!! ;-P

PD2.- Uy la verificación es "mistic"....hummmm mensaje subliminal???

Arantza dijo...

Cris: reconozco que, aunque me gusten su sitio web y sus recetas (¡y sus fotos!), no iría hasta leer su biografía. Aquí en Montreal tengo acceso al canal en el que tiene su programa diario "Como ser un ama de casa perfecta y ahogar la falta de sentido de tu existencia en canapés, arreglos florales hechos por tí y bonitos cócteles de color pastel", uy, no, creo que se llama "Martha Stewart's Living",perdón, y tras ver un par de ellos, te diría que un cadáver tiene más entusiasmo, espontaneidad y alegría de vivir.

Merce: hay que ver lo que aprende una de los lectores avezados. gracias, Merce. Nunca, pero nunca, nunca, hubiera sospechado que Martha era demócrata (aunque en política americana no hay realmente una izquierda, no hay que exagerar, es más bien una gradación "extrema derecha" y "derecha soft", aunque con Obama parece que la cosa va cambiando, crucemos los dedos...). Ahora que lo pienso, tampoco sé si es episcopaliana, pero viendo lo sumamente estreñido de sus maneras y el tipo de ropa que gasta, pondría la mano en el fuego ;-D.

Maria Jose y Cariño: los cambios las vuelven menos culpabilizadoras (sin dejar de estar ricas), lo cual no es poco.

Pilar-Lechuza: tú que aprecias la mantequilla de cacahuete: ¿has probado a comerla en sandwich -de pan de molde, para esto no hay buen pan que valga: un PBJ = Peanut Butter and Jelly/Jam - con jalea de uva o, en su defecto, mermelada de frambuesas o moras? MMMMmmmmmmmmhhhh...

Esperanza: sé que muchas papilas ibéricas no acaban de entrar en esto de la PB. No es obligatorio. Aunque con Nutella está muy buena... (santodios, llevo demasiado tiempo viviendo en este continente). Curiosamente, mi Santa Madre, de edad más que respetable, se ha vuelto una adicta.

Lupe: gracias por encontrar mis letras comestibles, chica observadora. Llevaba siglos queriendo cambiar la antigua cabecera -que era un desastre-, pero mi minusvalía tecnológica -y mi reticencia natural a sentarme una hora y aprender algo en lo tocante a la tecnología sin estar absolutamente obligada, han hecho que descubra más bien tarde cómo añadir texto a una foto. Patético, lo sé. Yo tendría que haber nacido en el siglo XIX. La ilustración no quiero cambiarla, me sigue gustando mucho.
En cuanto a la mantequilla de cacahuete, sí que es calórica, pero según la nutricionista de monsieur M., si compras una sin perverso aceite de palma añadido, es de lo más nutritivo y sano (un poco como comer nueces, son calóricas, no hay que comer un cubo lleno, pero en pequeñas dosis son un picoteo infinitamente mejor que un paquete de patatas fritas). Y con Pinito, necesitas toda la energía que puedas acumular. Como tentempié de media mañana le dio un truco que me encanta: pedazos de manzana ácida (tipo Granny Smith) untados de un poquito de PB. Mmmmm, ñam, indeed.

María y Cíes (otras chicas observadoras): pues gracias por apreciar el cambio. Cíes, me pasaré por ahí a echar un vistazo. un día haré un especial "making of". No sé cuándo, pero lo haré.

Ander: gracias, gracias. En el fondo, a mí me encantan las fotos martaestuardescas, me parecen, como tú bien dices, elegantes, finas, muy "posh", vaya. Me carga un poco el exceso de beige, o de colores pastel, pero la composición me gusta mucho (tienen ese toque zen, despojado...). Y éstas de hoy me he dado cuenta de que son muy beiges. Debe de ser mi estado de ánimo... Valor, con todo ess curro que estás haciendo. Saludos y besos a J.

Maia: en Canadá hay recetas light, como en todas partes (salvo quizá en Sudán, donde no creo que ahora mismo las necesiten...), pero todo se puede adaptar, mujer. En repostería, aligerar requiere un par de intentonas, pero siempre hay truquillos, como remplazar la mantequilla por aceites vegetales más sanos, la mitad de la grasa de la receta por compota de manzana...etc.

Sandra: acabo de ver las obamitas... ¡geniales!.

Maite: no te lo tomes como algo personal, Maitetxu. Ya sabes que yo no creo en los regímenes. Te remito a la plasta que le he soltado a Lupe sobre la cantidad de proteínas que tiene la mantequilla de cacahuete. Estoy segura de que miles de otras cosas son peores que estas galletas, que contienen fibra -la harina integral-, cero azúcar refinado, y que te dejan llena hasta la próxima comida. Si miras las cajas de todas esas versiones light de las galletas que se venden en el super, estoy segura de que todos esos edulcorantes artificiales no son precisamente mejores para la salud....
http://www.holisticmed.com/aspartame/100.html

Noema dijo...

¿Llego todavía o me tengo que conformar con las migas? Cachissss, últimamente siempre llego tarde. Gracias por la estuardesca receta, tengo un bote de mantequilla de cacahuete rodando por casa y ya sé donde va a ir a parar (antes de a mis pistoleras, claro, ese será el destino final).
Las fotos te ha quedado muy chulas, qué leches!

Arantza dijo...

Noema: pobre, casi, se me pasa responderte... gracias por los piropos a mis fotos. La mantequilla de cacahuete es calórica, pero bueno, la cosa es dosificarse las galletas. Recuerda: nosotras no somos seres anoréxicos de metro ochenta retocado con Photoshop. Hazte tus galletas y sé feliz (tu novio también lo será ;-)