martes, 10 de marzo de 2009

Bajo el sol de Toscana


Este libro, y la película basada en él, me traen un rayito de sol al final de este interminable invierno canadiense. Aunque la película no es lo que se dice una obra maestra, siempre me ha parecido simpática, y volver a verla por estas fechas me suele ayudar durante el hartón característico de marzo, mes en el que los quebequeses tenemos un empacho superlativo de invierno y de temperaturas bajo cero.

Foto de aceitunas tomada de bobdipaola.com,
foto de paisaje toscano de autor desconocido. El pan, muy rico, es mío.

Para los que no la habéis visto, os diré que toca los temas que parecen haberse vuelto el leitmotiv de mi vida de los últimos años: la cocina (bueno, el libro mucho más que la película), las reformas interminables de una decrépita barraca, y la búsqueda de una vida que se parezca más a quiénes somos, a veces siguiendo por impulso una idea que aparentemente es una chifladura y al final resulta ser la decisión más sensata que hemos tomado en nuestra vida ("a terrible idea... don't you just love those?").

Otro de los motivos por el que esta historia es un feel good movie en una época del año en la que estoy cruelmente a falta de sol y calor, es porque el paisaje de esa Toscana de postal me recuerda mucho al de La Rioja, que, si bien no es mi paisaje español favorito, me es bastante familiar (por haberlo paseado mucho en los veranos de mi infancia), y es el que me hace suspirar ahora, a causa de su sequedad, calor, sol franco y fuerte, y campos de viñas, olivos y almendros, que huelen a romero y tomillo. Es algo así como una "protoEspaña" para alguien que la echa de menos.

Recomiendo el libro a todos los verdaderos cocinillas, porque la escritura de Mrs. Mayes no es lo que se dice apasionada y exuberante, pero su amor por la cocina italiana es genuino, y rezuma en las recetas tradicionales que aparecen a lo largo del libro.

Para terminar, este pan con aceitunas y aceite de oliva que, aunque no puede competir -ni lo pretende- con otros que se ven por ahí, estaba muy rico, y costó muy poco esfuerzo con el método con el que he aprendido a hacer pan... en cinco minutos.


Foto de aceitunas tomada de importpeace.org,
el paisaje de Cortona es de autor desconocido.

*Nota: Acabo de poner un enlace a la receta de base para el pan artesano en cinco minutos sin amasado (Artisan Bread in Five Minutes a Day) en la columna de enlaces que véis a la izquierda, bajo la rúbrica "Recetas". También he puesto un vídeo de los autores elaborando el pan por este método, el vídeo se ve mucho más claro que el que puse en la entrada de la semana pasada. Espero que os sea útil.

16 comentarios:

liuia drusilla dijo...

Pues tiene una pinta fenómena :q.

Mònica dijo...

¿Pero seguro que son tus primeros panes? ;) Porque estoy alucinada con la miga que consigues, mis primeros panes, eran auténticos ladrillos en forma de pan :))).

Begoña dijo...

Me encana esa pelicula, me encanta la Toscana y me ha encantado el pan.Hoy has hecho pleno...
Te diré que he estado dos veces en La Toscana. La primera con una ola de calor terrible, pero con el típico paisaje y ambiente toscano.
La seguna vez con una ola de frío que no conocían, tengo todas las fotos de paisajes nevados, calles blancas, campos blancos,.... espectacular. No pudimos ir a Pisa porque la carretera estaba cortada por nieve...impensable.
Un saludo, Begoña

Dispersa dijo...

Jooooooooooooo yo quieroooooooooo. Quiero sol de Toscana, y pan de aceitunas. Arantxa wapa... ya se que no es lo tuyo y que estás muy ocupada revolucionando la lingüistica, pero podrías hacer una excepción y traducir la receta del pan ese en 5 minutos?????? es que supera mi nivel de inglés por muuuuuuuucho. Si no puedes lo comprenderé.
Un besuco.

anta dijo...

¿Qué tendrá el sol? Después de muchos días fríos y lluviosos algo nos dice que necesitamos ese sol. Nada que ver el invierno del norte de España con el canadiense, pero cuando llega Julio y sigue sin hacer calor, yo empiezo a echarlo de menos.
Entiendo tu sensación, que debe de ser mucho más acucuciante que la mía.
Te mandaríamos un poco desde aquí si pudiéramos.
El pan, estupendo. Además da en el clavo. Los tiempos de espera y las masas madre y los distintos levados que llevan muchos panes estupendos son incompatibles con la falta de tiempo y de paciencia de muchos amantes del pan casero. Yo también he descubierto un pan (de molde) con solo un reposo de 1 hora, aunque este sí has de amasar unos 8 minutos(a mano, que no tengo amasadora). Yo lo hago cada tres o cuatro días porque mis niñas ya no quieren el envasado. No tengo inconveniente en escribir la receta si alguien la quiere.
Un saludo con calorcito desde el norte, hoy con algo de sol.
Esperanza.

Anónimo dijo...

No he leido el libro, pero la pelicula me produce unas ganas casi irrefrenables de liarme la manta a la cabeza e irme a la Toscana de una buena vez... y si, a mi también me recuerda veranos de mi infancia (el paisaje no cuadra, ya sabes que soy gallega). Suele producirme el mismo regustin otra peli "Un buen año" de Ridley Scott...pero esta me produce unas ganas irrefrenables de pirarme al sur de Francia...ay! señor que cruz! jajajaja...
Por cierto, hice el pan (la del coment del otro dia era yo, no un tal Anonimo...jijiji) y salió buenisimo, con algunas diferencias (utilicé una harina "de la tierra" más oscura y muy aromatica) y con un poquito que me sobró hice pizza...buenisima!!...el prox. paso: panecillos de sesamo para el desayuno...y una focaccia de oregano y aceitunas (ya sabes culo veo culo quiero....).
Un beso
Maite (no anonima)

Ginebra dijo...

Buá, la peli es floja floja, eh, y mentirosa que te mueres, que hace dos años me compré yo una casa en las montañas en mucho mejor estado que la de ella y todavía estoy liada intentando arañar pasta de donde sea para seguir con las reformas, muebles, etc.


Anta, ponga la receta, plis.

Anónimo dijo...

Liuia: Gracias, lo del aspecto aún es mejorable, pero lo importante es que estaba rico :-).

Mónica: te lo juro por Alfonso ;-D. El blanco de la semana pasada es mi tercer pan, éste es el cuerto. El primero fue pétreo y denso (como te pasó a tí, pero fue porque sustituí toda la harina de la receta por harina integral, mal, mal, para trabajar con harina integral hay que cambiar las proporciones, no lo sabía...). El segundo estaba rico y la miga era esponjosa, pero lo hornée a temperatura demasiado baja (abrí mucho el horno durante el precalentamiento), y no "reventó" como es debido.
Lo que me ha ayudado es leer bastante antes de probar por primera vez, porque soy muy impaciente y no podría aguantar meses de ensayo y error. Entender lo que estoy haciendo me ayudó mucho. Y soy bastante científico-maniática: cada vez que hago un intento, tomo notas de lo que he variado, si sale mejor que el anterior voy incorporando variaciones al método de base. Si sale mal, no vuelvo a hacerlo así.

Begoña: lo de la nieve, debe de ser poco frecuente, pero sé -por haber conocido a gente de la región- que en la Toscana -como en la Rioja- puede hacer bastante frío en invierno. Y la mayoría de los caserones tradicionales no están equipados para el frío. Qué suerte, haberla visitado.

Dispersa: si no la he traducido, ha sido por falta de tiempo. Porque el problema es que lo de hacer pan no es sólo la receta, hay que entender bastantes cdetalles que influyen mucho en el resultado, así que la primera receta siempre es larga de explicar. Estoy segura de que alguien (familia o amigos) sabrá bastante inglés como para traducirte la receta de base (Master Recipe, he puesto un enlace en la columna de la izquierda, rúbrica "Recetas", así como un video que se ve más claro que el primero que os di, aunque no entiendas las cantidades, te aconsejo que lo veas para saber cómo funciona). Este enlace es de una bloguera que la ha traducido, no es tan completo como la receta en inglés, pero espero que te ayude para empezar:

http://lacocinademyri.blogspot.com/2008/06/pan-sin-amasado-i-esfr.html

Google es maravilloso :-D.

Esperanza: prueba esta receta, ni siquiera tendrás que amasar 8 minutos. Y me cuentas. El tiempo de espera: haces la mezcla en 5 minutos (¡no mienten!), 2-3 horas de espera. Das forma a una hogaza para hornear el mismo día, y esperas entre 40 minutos y un par de horas, depende de la temperatura de tu cocina. 35 minutos de horneado. Guardas el resto de la masa en el frigo, para tener pan toda la semana. Eso es todo.
En cuanto al sol, ay, influye mucho más de lo que pensamos: en la síntesis del calcio y la asimilación de ciertas vitaminas por el cuerpo, en la producción de hormonas, en el estado de ánimo...
Aquí el invierno es soleado. Gélido, pero más bien soleado. Pero estamos a falta de luz solar porque cuando salimos a la calle lo hacemos vestidos de buzo :-D, y poco tiempo, y claro, así no hay mucha piel expuesta al astro rey.

Maite: je, "Un buen año" es otra de esas pelis en las que el sur de Europa es retratado como una gigantesca postal, y que me gusta ver en esta época, como antidepresivo. Me alegro de que te funcionara este método. Cuidado con las sustituciones por harina integral, que levantan menos que la blanca. Intenta mezclar mitad y mitad, si quieres miga más ligera.

Ginebra: si ya digo que la peli no es una obra maestra, mujer. Y que la Italia retratada es de postal de tienda de souvenirs. Pero es mejor que media botella de bourbon, o que un par de Prozacs :-). Y yo creo que lo que tenía la protagonista es mucha pasta, efectivamente. Porque nosotros ya llevamos 9 años de "hágalo-usted-mismo" (no hay pasta para una cuadrilla de obreros polacos, o de cualquier otra nacionalidad), y aún no hemos terminado. Te escribo desde una mesa de despacho que espera una capa de varniz. Y lo que va a esperar, la pobre.

Arantza dijo...

Horror, he escrito "varniz" y es "barniz". Agggh. Tengo la excusa de las interferencias del francés (vernis).
Y que la anónima precedente era yo, no sé por qué blogger ya no me conoce :-).

natalika dijo...

Uy uy uy... Te digo lo mismo que Mónica: Me pirra esa miga blancota y chula que te ha quedado. Madre mía (jo, a ver cuándo por fin te copio la receta, a ver si me salen también esa pasada de migas), y qué hambre me está entrando...

Llevo medio siglo queriendo ver la peli - siempre que veo el trailer en algún DVD me la anoto en mente y luego siempre se me va la olla.

Igual me pongo a emularte y me chuto la peli y la boule de una sentada :)

anta dijo...

Pongo mi recetita del pan de molde, a petición de Ginebra y de quien quiera verla:
Las cantidades son del blog de Su (webos fritos).
El método es de mi cosecha. A Su se lo comenté y le pareció bien, y ella sí que es experta en pan.

500 gr harina de fuerza
20 gr de levadura fresca
50 gr de leche entera
2 cucharaditas de postre de sal
2 cucharadas soperas de miel
300gr de agua

Poner el horno a calentar a 30º-40º más o menos. Templadito.
Mezclar la harina con levadura muy desmenuzada.
Mezclar el agua con la sal, la leche y la miel. Esto lo pongo unos segundos al microondas para que entibie.
Sobre la harina añadir los líquidos y amasar entre 5 y 8 mn.
Espolvorear algo de harina si queda muy pegajosa. Lo menos posible.
Dar forma alargada y meter en un molde enharinado de plum cake. El mío mide 30 cm.
Esto se tapa con un paño limpio y se mete en el horno apagado pero tibio. Se deja 1 hora más o menos. Verás que en ese tiempo la masa sobresale por encima del molde. Lo sacamos del horno. Calentar el horno a 200º. Cuando ya está caliente metes el molde con la masa y en 15- 20 mn máximo tienes un pan de molde espectacular.
Un solo levado y sin masa madre.

Cuando está frío yo hago rebanadas, las meto en bolsas de plástico de congelar y congelo. Así sólo tengo que sacar y directas al tostador.
Como dije, en mi casa ya no entra otro. Y hoy he probado a hacer pan de hamburguesa y sale también riquísimo.
Un saludo. Espero que os sea útil.
Esperanza.

CRIS dijo...

Pués parece super-fácil hacer este pan después de ver el video.La verdad, me pasa lo mismo con esta película,no sé porque me gusta, es una auéntica cursilada, pero siempre que la echan en televisión me hago una tetera, cojo una manta, y me acurruco en el sofá para verla. No sé si lo que me gusta es el diseño de produción o la fotografía, pero me da bienestar,y me encanta esa noche que hay una ventdad en su casa y le entra un buho en la habitación.
Supongo que ilustra ese sueño que muchos tenemos de retirarnos a una casa desartalada en el campo.
:)

Ella dijo...

Yo he visto la peli, pero no conocía el libro, así que me lo apunto!

Arantza dijo...

Natalika: si necesitas una "cura" para un día gris, héla aquí: prepras la masa para el pan (cinco minutillos), y mientras la dejas reposar, tacita de té y peli. Si después no te sientes mejor, escríbeme protestando ;-).

Esperanza: muchas gracias por tomarte la molestia de escribir toda la receta. No soy muy de pan de molde, pero tiene tan buena pinta que creo que la probaré.

Cris: efectivamente, eso de partir al campo es un sueño de muchos... y quí en Quebec es sorprendentemente realizable (precios de vivienda muy asequibles), aunque nosotros empezamos a decirnos que si la casa tiene mucha reforma por hacer, nos quedamos en Montreal. Nos gustaría hacer otras cosas en los fines de semana de los años venideros que rasar escayola en techos y paredes :-D.

Ellà: el libro es sobre todo interesante por el aspecto culinario, porque en cuanto empieces a leer te darás cuenta de que la película ha "romantizado" mucho la historia. Pero seguro que te dan unas ganas locas de hacer una "ribollita".

aprendizdepanadera dijo...

hola muy bueno tu blog! felicitaciones

yo tambien he probado esta receta y me gustaria preguntarte una cosa. Al sacar una porción de masa de la nevera y bolearla (darle la forma que deseas), lo dejas reposar un rato antes de hornearlo, verdad?

yo lo hago porque eso entendí que recomiendan los autores. Pero he notado que durante este levado más que aumentar en tamaño, va haciéndose más ancho y plano
¿a ti también te pasa? quizás me quedo corta en levadura, o es que necesita más harina?

si puedes darme algun consejo te lo agradeceré.

saludos!
aprendizdepanadera

Arantza dijo...

Aprendizdepanadera: yo misma soy una aprendiz, hace muy poco que hago pan, así que no sé si soy la persona indicada para dar consejos sobre pan, pero bueno...
Lo que cuentas me ha pasado también a mí, y he observado un par de cosillas:
- cuanto más proporción de harina integral uso, menos sube el pan (quizá tenga que ajustarlo con más levadura).
- cuando haces la "bola", es muy importante no aplastar la masa para no dejar salir los gases de fermentación, tratándola muy delicadamente, y estirarla lo justo para crear una tensión en la superficie que aprisiona los gases (esa especie de "piel" que se ve al bolearla), pero no demasiado para no romper la piel, en cuyo caso la masa se "desparrama" (lo que te pasa a tí), en lugar de subir proporcionalmente.
espero que te sirva de algo.