miércoles, 20 de mayo de 2009

Oriente es oriente: Aloo Gobi Masala (Curry de coliflor)


Cuando se empieza estar cansado de estar encadenado al ordenador cual preso a su bola con grillete, nada como compensar esa carencia en picante de la vida con un buen plato bien especiado, picantito y humeante, en este caso, un curry. Y una buena comedia británica.

La culpa de que yo coma estas cosas es de mis amigas mexicanas, de Ed, más concretamente. Y no porque ella haya intentado convertirme a las virtudes del curry (cuando uno vive en la muy Gran Bretaña acaba adoptando la comida india, una de las pocas cosas positivas del colonialismo), sino porque yo antes de conocerla era una persona de fuerte carácter y estómago frágil, y no me atrevía con el picante. Pero Ed me cocinó unas típicas flautas verdes con salsa casera, y viéndola picar chiles como una posesa me sentí incapaz de hacerle un feo, y probé el platillo en cuestión.

Cuando vi que no sólo no necesitaba correr a buscar un extintor, sino que estaba muy bueno, y que no me produjo ninguna indigestión fulminante, un nuevo mundo de posibilidades llameantes se abrió a mis papilas. Resultado, la cocina en esta casa is flaming hot now, babe. Al menos de vez en cuando. Mi carácter sigue siendo bastante inflamable y mi estómago frágil, pero ambos parecen encajar fácilmente Tabascos (una herejía sintética, segun mis amigas) y jalapeños, chipotles y habaneros.


Este curry vegetariano de coliflor, o gobi masala, (aloo gobi masala en su versión paquistaní) es una variación personal de esta receta. Los cambios que hice a la receta original: a la coliflor le añadí unos cubos de calabaza (muchos currys que he probado mezclan batata, boniato, patatas o calabaza con la coliflor). Una cosa que no menciona la receta es que hay que cocer de antemano ambas verduras, al dente, para que no se deshagan cuando las mezclemos con la salsa (la coliflor al vapor y la calabaza al horno, en mi caso, aunque ambas se pueden hacer al horno, para que conserven una textura más firme). En lugar de guindilla en polvo utilicé medio jalapeño bien picadito (en Montreal es bastante fácil encontrar chiles mexicanos, aunque una guindilla corriente puede servir perfectamente) y añadí un poco de cayena en polvo y jengibre rallado, para echar más leña al fuego.

Como no tenía tiempo para hacerme mi propio curry, ni semillas de amapola ni anacardos, un par de cucharadas de pasta de curry Patak hacen maravillas, pasta que reforcé con cúrcuma, comino (en polvo y entero) y curry en polvo. Si no encontráis la pasta, el curry en polvo resulta bien.

El acompañamiento: unas alubias (eran unos restos, las lentejas o garbanzos también pueden acompañar este curry), y un puré de espinacas en el que calenté un poco de paneer (comprado), para darle el toque proteínico a la cosa.

El acompañamiento cinéfilo: la comedia de tema muy intercultural (a Noema probablemente le gustará) "Oriente es Oriente", "East is East" en inglés, "Fish & Chips" en... francés ;-). En la que se cuenta con mucho humor uno de los problemas de base que dificultan la adaptación de cualquier inmigrante (y de sus hijos), en este caso, el de un inmigrante paquistaní: uno puede sacar al hombre de Pakistán, pero no es fácil sacar a Pakistán del hombre.

7 comentarios:

Noema dijo...

Oh, thank you darling! Definitivamente, he decidido no trabajar más y dedicarme el resto del tiempo a leer todos los libros y a ver todas las películas que nos recomiendas :-D
Pena que todavía no haya ahorrado lo suficiente!

Maria Fernanda dijo...

Se ve deliciosoooooooo!!!!!! Eso se congela???

Zarawitta dijo...

WOW!! Gracias jaja o bueno debería decir no gracias?

Explico soy mexicana y estoy terminando mi maestría. Encontré tu blog vagando en la web buscando más comida rica con la que puedo sacar de mi cabeza mi trabajo y en lugar de trabajar llevó 2h., divertidas claro, leyendo tu divertidísimo blog, muriendo de risa con el sobrino y el marido y sin terminar mi tesis jajaja...

Gracias por las excelentes caricaturas y posts.

Itzel

Kike dijo...

Vaya! Es la primera vez que entro en el blog y veo que eres una autentica profesional...y lo que es mejor...con un estilo inconfundible y estupendo.
Ahora que yo tambien hago pinitos en esto de la cocina te leeré más a menudo.
Un abrazo desde Portu.

Chef dijo...

Me encantan los currys, te cojo la idea. Un saludo.
http://cheffrustrado.blogspot.com/

Arantza dijo...

Noema: lo dicho, tú también me has "contaminado culturalmente" :-), así que no eres la única. Tienes que decirme lo que te ha gustado y lo que no, que es la parte que mola de lo de recomendarse mutuamente.

MF: uy, pues no tengo ni idea, nunca he congelado este plato. Pero es tan fácil que se prepara en menos de una hora. El que cocina es Martín, ¿no? :-)

Zarawita y Kike: bienvenidos a la cocina montrealesa. Aquí hay sillas para todos, así que tomad asiento. Y gracias por las cosas positivas que decís del blog, hacen que me dé menos vergüenza escribir mis barbaridades. Bueno, aunque vergüenza, lo que se dice vergüenza, tampoco me queda mucha...

Chef: a mandar, chef. Ya me contarás qué tal te ha quedado.

Maria Fernanda dijo...

Yo más bien preguntaba para que me guardaras un poco jejejeje