domingo, 17 de mayo de 2009

Blessed Are the Cheesemakers / Una de queso


¿Dónde reside el interés de una historia que aúna dos viejos locos que producen queso en una granja de Irlanda, una pandilla de ordeñadoras adolescentes embarazadas que ordeñan a ritmo de la banda sonora de "Sonrisas y lágrimas", un pobre tipo neoyorquino con el corazón roto y un alcoholismo incipiente y una pelirroja a la que su adorado marido ha puesto tantos cuernos que apenas entra por la puerta del establo? En el queso. Evidentemente.

Esta novela, "Blessed Are the Cheesemakers", entretenidísima y divertida, con personajes sumamente adorables, entrañables y bien perfilados, en uno de esos ambientes "pueblo-de-locos-irlandés" que siempre me ha gustado tanto (debe de tener relación con el ambiente familiar en el que crecí, sorry, mamá), merece la pena no sólo por el amor por el queso que perfuma todo el libro, como aquel medio kilo de Cabrales que me traje de Picos de Europa perfumó el coche, (coche cuyo uso compartía en la época con Estoico Hermano, hombre de nariz sensible que no pudo conducirlo en casi un mes porque no era capaz de entrar en él sin una máscara antigas), sino porque está bien escrita y vais a pasar un "ol' jolly good time" leyéndola (a los que puedan encontrarla en inglés, os lo recomiendo, los tacos de los vejetes protagonistas en versión original no tienen precio).

Creo que hoy os hablo de esto porque acabo de recibir el resultado de mi último control de colesterol, y me estoy preparando emocionalmente a decir adiós al queso por una buena temporada. Ssniff. Y es que el queso de soja no es queso, no. Y el quark, tampoco. Os dejo con un par de párrafos de esta novela. Y unas fotos de uno de mis quesos favoritos (no he encontrado fotos del Saint-Morgon, otro de mis preferidos), en guisa de sentido homenaje.

**********************

"All right, all right", Fee interrupted rudely, banging his mug of tea on the table. "Thank you for your input, Mr. Kavanagh QC. Evidence, me arse." He sat there, looking grumpy. The truth was that the cheesemaking was not coming together as quickly as he needed it to. He already knew what today's curd would taste like. Like it had his grandmother's toenail clippings in it. And they hadn't called her The Old Crow for nothing.

[...] "You've trusted me before, Joseph", he said, "and you can trust me now, evidence or no evidence. They've got the chemistry, even you can see that, they just need the time. And in the absence of time, they need a bit of a shove."

"You talk about them like they're cheeses but they're not," Corrie said almost gruffly. "They're people. They're made of flesh and blood and we don't know what's gone into them so far. Chemistry or not, they don't seem to like each other and they're making cheese that tastes like toe jam."

7 comentarios:

Noema dijo...

Ahí va a la lista. Lo leeré después de Chocolate Chip Cookie Murder (que me acaba de llegar)... ya ves, te hago caso y todo ;-D

CRIS dijo...

Creo el queso es el pecado de todos y sobretodo, "todas". Quien no ha estado en un cena de mujeres donde todas piden pizza 4 quesos?, el queso junto al chocolate nos pierde y por supuesto todas terminanmos con la analitica en la mano y las pildoras de lecitina de soja en la otra.
Un besazo

ata dijo...

Un idiazabal ahumado bien curado (no esas porquerías de supermercado que sólo les falta decir beeeee).
Nueces, membrillo y botella tinto.
Eso es una gran cena.

Marona dijo...

A ver, como dijo Jack, vayamos por partes... ¡¡¡que aún no me he acabado el último libro que me agencié por tus recomendaciones!!! Bueeeno... ¡apuntado queda!

Maria Jose dijo...

El queso es uno de mis vicios, el otro dia estuve en una tienda donde tienen una habitacion especial para mantenerlo en las condiciones opticas de temperatura...uff casi me emocione jajajjaa...y gracias por tus reseñas literarias....un besazo

Anónimo dijo...

Uuuuu...quesooooo, ay! que cosa más rica!!!
Dile a tu colesterol que deje de dar por saco, que un buen queso es sagrao!!
Me apunto a la cena de Ata, pero en vez de membrillo yo me pido unas anchoitas, se puede??

Un besazo

Maite

Pd.- recibiste mi mail?? si necesitas algo mas pide, vale??

Arantza dijo...

Noema: Oh, parece que Amazon va a tener que pagarme una comisión... ;-). Éste libro que comento hoy es de calidad remarcablemente superior a los misterios de Hannah Hansen, intrépida pastelera ;-). Éste es casi literatura :-D. No creas, que yo también tengo en la lista de Netflix un montón de pelis recomendadas por tí. Esto es recíproco.

Cris: jua, jua, lecitina, no, pero ahora lo hago todo con aceite de lino, semillas, de lino... y avena, mucha avena. Me siento un poco como un caballo percherón, con tanta avena :-).

Ata: ja, ¿te crees que me das envidia, con tu idiazabal? Pues sí que me das, y podrida. Aquí por encontrar, se encuentra, en tiendas de delicatessen, a unos precios como de la mitad de los plazos del coche.

Marona: ¿qué libro estás leyendo? Yo es que cuando ejerzo de líder carismático quiero saber cuál es mi mala influencia :-D. Con título, nombres y apellidos ;-). Feedback, quiero feedback.

María José: *suspiro* El queso también ...era uno de mis vicios. Pero las arterias se me están acolchando. Y soy muy joven para eso (atención, chicas, esto son consecuencias de la píldora, que lo sepáis. A mí mi doctora no me avisó, pero harta de ver a monsieur M. tragar cheddar como un descosido y no tener colesterol, me puse a indagar... y parece que uno de los efectos secundarios de la maravillosa pastilla es que hace subir el colesterol. Así que fuera píldora. Entre un brie bien cremoso y una vida sexual segura, elijo el brie. :-)

Maite: sí, lo recibí, gracias mil, guapaza. Y perdona por no haberte escrito una respuesta individual, pero es que recibí tantos que tuve que hacer un post en agradecimiento colectivo. Gracias, maitetxu. Si decido formar un gobierno totalitario, o algo, te incluyo en el consejo de ministros.