viernes, 14 de noviembre de 2008

Jelly beans


Como no sólo de alta gastronomía vive el hombre -ni la mujer- y en mi caso, je, la alta gastronomía no la huelo tan a menudo como me gustaría, -soy estudiante-, voy a hablaros de algo que alegra mis incontables y poco inspiradas jornadas delante del ordenador : las Jelly beans . Como podréis constatar, no he incluido estos dulces bajo la rúbrica "comida", no he tenido el valor.

La marca original de estas golosinas tan entrañables en esta parte de América es Jelly Belly, y si digo que son entrañables es porque tienen ya una larga historia en la memoria emocional de la infancia del americanito (y canadiense) medio.

En España existen unos dulces que imitan a las beans, pero por esta vez tengo que decir que no son lo mismo. No consiguen los sabores estupendos de las originales (entre otros, a palomitas de maíz con mantequilla o a marshmallow tostado).
Otras jelly beans famosas son las muy conocidas (para los grandes aficionados a Harry Potter, como yo), Bertie Bott's Every Flavor Beans, con sabores tan desconcertantes como los que aparecen en las novelas de Harry Potter. Me apetecía evocar estos libros, porque éste es el primer año en el que no voy a poder leer un nuevo "Harry", y me he dado cuenta de que lo echo de menos, era una de mis lecturas de otoño.

Entre otros sabores : cera de oreja, sardinas, vómito, espagueti, pepinillo en vinagre y jabón.


Lo más divertido de comprarlas fue organizar una "degustación a ciegas" después de un cena con amigos. Al igual que Dumbledore, yo elegí una de color azul-gris esperando "arándano", y me zampé una sabor "sardinas". Sabía, efectivamente, a sardinas de lata abierta y olvidada en el fondo del frigo, no muy frescas.

Como experiencia gustativa, deja un poquito que desear, pero hay que ver lo bien que han conseguido imitar el sabor. Y lo que nos reímos.

18 comentarios:

Annie dijo...

haaa los caramelos !! Tengo que comer Jelly Beans ! Hace mucho tiempo que no he comido de esos dulces caramelos tan deliciosos!! Bueno, manana, es una obligación ahora, iré al supermercado comprando Jelly Beans !! ayyy Arantza, no es bueno para mi peso, pero tan bueno para mi salud mental!!!, ! miamm miamm Jelly Beans !

Maria Fernanda dijo...

HAce unos dos años llevé estos Jelly beans de regalo a mis amigos en México. Nunca me había reído tanto viendo a mi vecino, abagado de renombre, probando uno de vómito jejejejeje

Noema dijo...

¡Haaaaala, cómo molan!
Desde luego las gominolas Harry Potter superan al helado de fabada asturiana!
La rúbrica "cochinadas" les va
muy bien :-D

Bea dijo...

Me chiflan los Jelly Belly.......hay una tienda aquí que los vende...pero vamos, que son producto delicatessen... jajajaj me has copiado la idea!!!!!! Un beso. B

Arantza dijo...

Annie: como tú misma dices, hay cosas que son buenas para la salud mental. Y las Jelly Beans serán todo azúcar, pero... no tienen grasa (vale, cada uno se consuela como puede). Yo empecé a aficionarme a ellas como sustituto del chocolate (tengo colesterol...), y, aunque no sean lo mismo (cuando una tiene una "rage de chocolat", nada excepto el chocolate la calma), me sacan de penas :-).

MF: las Bertie Botts me las descubriste tú... así que cuando mi quebequés de marido se zampó una sabor a tierra, te eché la culpa automáticamente ;-)

Noema: sí que molan, sí, y como digo en el post, imitan los sabores sorprendentemente bien (la de jabón es horrible). También las hay que saben bien. Mi preferida: "buttered popcorn". "Strawberry cheesecake" tampoco está mal.

Bea: pues acabo de echarle un vistazo a tu blog, y no veo ninguna entrada sobre las jelly beans (me habías asustado, ya andaba pensando en una nueva concidencia en los temas...). Por cierto, que tras haber vivido en Escocia también me chiflan los shortbread (aunque no los pueda catar), son facilísimos de hacer y queda estupendamente como regalo artesanal para Navidad. Muy buena idea, lo de poster sobre ellos. No comenté porque ya tienes comentarios suficientes como para dejar tu trabajo y dedicarte a responderlos a tiempo completo :-), pero te leo fielmente.

CRIS dijo...

Al final alguien me descubre el enigma de las Jelly Beans: hace años que veo su publicidad en revistas americanas, como el "martastuardo" y no sabía muy bien qué eran esas pildorillas.
Debe ser muy divertido meter la mano sin mirar y porbar una a sardina, tierra o vómito, puahh. Dios, cúantas mentes enfermas hay por el mundo!.
Un besazo y buenfinde

Quemona dijo...

Cera de orejas!!! Creo que tiene que ser la peor!!! Pero tienen que ser muy divertidas.

Maria Fernanda dijo...

jajajaja, si échame la culpa, al fin estoy lejos. Son horribles!!!! Hay algunos que en serio dan ganas de vomitar. Lo más divertido es darlos a probar sin decirles los sabores, macabro macabro. Claro, para alguien con una reputac^´on culinaria como la tuya puede ser peligroso, pero siempre puedes echarme la culpa ;)

Por lo de los estudios con metodología dudosa, estoy totalmente de acuerdo, siempre hay uno que nos acomoda :)

Maria Fernanda dijo...

Quemona:

Los peores son vómito y huevo podrido, porque no sé cómo lo hicieron,pero si saben a eso... :S
El más romántico es pasto, porque si sabe a pasto :P

Noema dijo...

Eeeehhhh... esto.... me ha entrado una duda, y llevo toda la tarde pensando en ello ¿cómo sabéis que realmente saben a cera de oreja?

toxogirl dijo...

Ay dios mío!!!hace tanto tiempo que quiero cogerme un empacho de esos caramelitos!!!pero aquí en galicia no los venden en ningún lado!!!buah!!!!

Marona dijo...

Yo sólo he probado las clásicas gracias a la semana de los productos americanos en el Hofer o el Lidl o alguno de esos supermercados y realmente son adictivas. En Graz hay una tienda de chuches con tonillo yanqui que las tiene, entre otras muchas marranadas exóticas y dulcísimas... jo, qué ganas de volver de visita por allí!

Maria Fernanda dijo...

Noema:

Esa de la cera, la verdad sabe horrible, pero no sé si a cera... la de huevo podrido sabe a los que huele un huevo... imagínate!!!

Bea dijo...

Maja, que se me va la olla...mi mente va mas rápido que mis deditos...lo que quise decir era que tenía en mente hacer una entrada sobre las jelly belly.... y te me adelantaste!!!! Un beso...muy fuerte. B

Arantza dijo...

Cris: muy buena, la traducción del "Martaestuardo", je, je, queda adoptada oficialmente. Esa señora necesita que nos mofemos un poco de ella.

Quemona: sí son divertidas, sí, especialmente cuando mezclas las "gourmet" con las "Bertie Botts" sin avisar a nadie...

María Fernanda y Noema: siento concluir vuestro interesante debate sobre la cera de orejas ;-), pero, a ver, Noema, ¿tú no tienes hermanos? Porque si los tuvieras, sabrías a qué sabe la cera de orejas, créeme :-D

Toxogirl: bienvenida a esta cocina. He echado un vistazo a tus "Isabelles", muy monas.

Marona: la próxima vez que pases por Graz, a hacer provisiones :-) ¿Has probado el marshmallow con coco tostado? Mmmmmmmm...

Bea: aah, ahora lo entiendo... Mira Bea, yo hace tiempo que dije que si coincido el mismo día con una idea similar a la de otra bloguera en un post , no pasa nada... normalmente mis posts estás preprogramados con un poco de adelanto, no tengo tiempo para andar cambiándolos en caso de coincidencia, (como mucho, si lo he visto a tiempo, enlazo el post de mi "gemela"). No creo que nadie ande "copiando" a nadie, simplemente nos interesan las mismas cosas, tenemos gustos similares, y es normal que coincidamos. Así que publica lo que tenías en mente, sin problema, porque no hay dos blogueras que escriban igual, y muchas veces damos recetas distintas para el mismo tipo de plato.Incluso es interesante ver dos perspectivas diferentes sobre el mismo tema, ¿no? Un saludo.

Noema dijo...

Jajajaja, sí, tengo dos hermosos hermanos ¡menores!... así que se lo tendré que preguntar a ellos que me sirvieron como conejillos de Indias para todos mis experimentos :-D (ya sabes, las ventajas de ser el "esbozo")

OLGUIS dijo...

me fascina las jelly beans y de vez en cuando las compro.
Saludos
Olguis.

Arantza dijo...

Noema: veo que mi estilo de escritura humilde y modesto picó a algunas... ;-)

Olguis: si vives por la piel de toro, a lo mejor podrías contarnos dónde las encuentras, sospecho que algún que otro adicto al azúcar encontrará la información muy útil...