jueves, 28 de agosto de 2008

Take home chef

"La televisión es muy educativa. Cada vez que alguien la pone me marcho a otra habitación y leo un libro".

Groucho Marx


Es verano, y parece casi obligatorio lo de dejar el cerebro en reposo. No es mi caso, (tesina habemus) pero la calidad de la tele no deja de recordármelo. Hoy, en un post más bien marujón, voy a hablaros de uno de los programas que se escucha en mi cocina mientras trabajo, uno de esos programas que puedes ignorar mientras picas cebolla, pero al que echas un ojo de vez en cuando porque las recetas están bien, y porque el chef en cuestión... en fin, digamos que echarle un ojo a este chico no irrita las córneas. Cuando el plato que está preparando no es muy interesante, la camiseta ceñidita que lleva lo es lo suficiente como para que la tele siga encendida. Imagino que dentro de poco sacarán la versión masculina del programa, algo así como "Cocina para hombres de verdad", con una chef sexy, cocinando con escotes vertiginosos.

Este programa, "Take home chef", un reality show del canal americano TLC (sí, qué pasa, a ver si creéis que el nivel cultural no decae nunca en esta casa), parte de una idea simple e inocente (?), con un saborcillo como a los felices años 50, en los que todas las amas de casa eran supuestamente felices en sus labores y no tomaban antidepresivos ni le daban a la botella (al menos en público). Curtis, el chef, guapo mozo, se pasea por los supermercados de Estados Unidos al acecho de un ama de casa monísima (porque nunca las elige gorditas, ni feas , curioso). La aborda con mucho charme y le dice (resumiendo): -"Jaaaay, llévame a casa. Y te cocino una cena que no se la salta un caló."




Normalmente, la sorprendida ama de casa pierde el uso de sus neuronas delante de semejante cocinero viril, y pasa el resto del programa mirándolo, presa de una risa floja. El chef se porta: paga la compra, añade una botellita de vino, unas flores y algún aparato de cocina necesario para la receta que va a preparar, y se planta en casa de su víctima. Ahí explica las recetas, todo ello entre mucha tensión sexual soterrada, mucho coqueteo y más risitas tontas, ayudado por la madame, que llama a su marido/compañero/novio para soltarle una bola que retrase su llegada a casa y les permita terminar el menú. El susodicho suele tragarse la bola con una facilidad desesperante. Es como para preguntarse por qué a algunas adúlteras las pillan in fraganti. Con lo fácil que se miente a un marido en Norteamérica (esto no lo digo por tí, mon chevreuil, no vayas a inquietarte).

El programa termina con la sorpresa del marido, que se queda tieso en la puerta con cara de bobalicón, al ver su casa invadida por las cámaras, su mujer que sigue riéndose de forma incontrolada y un tipo cachotas en su cocina, con un delantal y una camiseta en elastán, preparándole la cena.

Las recetas son simples y con productos de temporada. Los vídeos de extractos del programa están bien, si conseguís descifrar el infernal acentillo australiano de Curtis. Y como parece que va a empezar a hacer gira por Canadá, corro a ponerme los rulos, que luego tengo que ir al súper. Por si las moscas.

25 comentarios:

Noema dijo...

Yo que tú me llevaba una silla de cámping al súper y me sentaba a esperar a que este mozarrón entrara por la puerta. ¡Madre del amor hermoso cómo está! Me ha costado leer el texto con esa foto ahí, dos palabras... reojo a la foto... otras dos, foto..., cahisss...por dónde iba yo leyendo. Y encima vas y me dices que es austrialiano, que no tengo yo la más remota idea de por qué, pero que me trae a la cabeza pensamientos muy... brutos. Será el síndrome premadurezmenopáusico de una casi 36-añera.
PD: a ver si dentro de poco te pasas de la radio a la tele y nos anuncias un programa con este mocetón, uy, cómo está!

La cuina vermella dijo...

Jajajaja! los mismo pensamientos que Noema, mucha suerte en el super y ya contaras!!!

Lía dijo...

jejeje...vamos, igualito que Arguiñano cantando y contando chistes ;P

Dispersa dijo...

Pues....... ejem.... no sé que le veis..... la verdá...
(Aparte de lo evidente, y de que encima cocina... aysssssssss y mi contrario a punto pa la crisis de los ...50)
Que desmelene por Diorrrrrrrrr!
Un besuco (y si te encuentras al cocodrilo dandy este refinao, otro para él)

Ivana dijo...

Jo que pena que sea en Canada, si no cogia otra silla y me iba contigo a esperar!!! je! je!

ander dijo...

Jajajajajajajaja, ¡que mozo más pinturero! Da un poco de vergüenza ajena, la verdad...

ander dijo...

Eso sí, yo le diría que se peinara un poquitín, "que va molt escabellat", como diría mi abuela.

Anónimo dijo...

Y a mi que este chico me suena... ha debido salir en algún programilla de Canal Cocina o similares a horas raras, creo recordar que una vez vi algo de un reality americano que buscaban chefs...
Bueno da lo mismo, a mi el mozo me parece narizon pa que negarlo, eso si las camiseta prietita, prietita...ejem ejemm...
Por lo menos es otro aliciente para ir al super, no?
Suerte
Maite

CRIS dijo...

Yo también le cogería afición al programa, la verdad, está mejor que Jaime y seguro que no cuenta chistes verdes como los de Arguiñano.
Un saludo.

Arantza dijo...

Noema, Cocineros bermejos, Lía, Dispersa, Ivana, Ander: cuidado con las hormonas, que a nuestra edad, empiezan a ponerse chulas, a amotinarse y a dar golpes de estado al cerebro, sin que una se entere ;-) Siguiendo en la misma línea mega-tópica, recapitulemos:
Este chico cocina estupendamente, se viste bastante coquetón, se peina "cool" (a mí por lo menos me hacen gracia sus pelos, Ander :-) y va al gimnasio para mantenerse esos biceps que rebotan mientras pica ajo y perejil... afrontémoslo: estoy segura de que es gay. :-D. Lo cual no disminuye un ápice lo agradable de mirarlo.

Maite: narizón... pues sí, pero esa nariz es refrescante en esta era de dioses televisivos operados, mujer. Al menos, es natural, y no producido en serie. A mí esos rasgos supuestamente "defectuosos" (odio calificarlos así, son lo que nos dan personalidad y hasta atractivo)me gustan, me parece que le dan carácter a una cara. Y a mí el carácter me pone... tanto como los biceps. :-)

Arantza dijo...

Cris: precisamente el otro día hablaba con una buena amiga del otro lado del charco sobre Jamie, cuya popularidad no ha llegado hasta aquí (los libros empiezan a llegar, por el contrario), pero es que Martha es mucha Martha, y con Curtis, Josée Di Stasio, Ricardo y Pinard (os hablaré de estos tres, quebequeses, otro día), el pobre Jamie no tiene mucho espacio. Mi amiga lo describió como "un crío hiperactivo". Je, je. Voy a buscar en la Net, a ver si veo sus videos.

Pedro dijo...

¡Pues yo venía de visita, pero visto cómo está el patio, me marcho a ver unas fotos de Sandra Bullock que me gusta más que ese "pollo" ja,ja,ja...!
¡Hala, a escribir la tesina y no te distraigas!
Besotes.

amigoplantas dijo...

Nuestra hija mayor está estos dias trabajando en un centro turístico de Corfú, todo en inglés, y despotrica y no para del acento.... australiano

Maria Fernanda dijo...

A mi tampoco me gusta, es como un pollito (literalmente) jajajajajaja. Hay un programa donde los chefs sólo llevan el delantal jajajaja, es como una versión muy muy obsena jajajaja La verdad prefiero a la típica seniora curvilinea que se ríe qcon fuerza y que está en lo suyo o a la simpatiquísima Di Stasio...para todos hay gusto en el mundo de la cocina :)

P.D. Pronto iré a Montreal a dejar mi m* :S

JB dijo...

holaaa

y no hay programa equivalente para "cocineros" que tambien van al super???

por que como se me acerque el aussi este le arreo, por mucha camiseta prieta que me lleve.

pedrooo, tenemos que presionar a alguna tele para que nos cocine la bullock

:-))))

v'sss

Itziar dijo...

Itziar desde Donosti otra vez al aparato.

Leo tu artículo, me río y, a la vez, en TVE, sale un cocinero que en nada desmerece al aussi ese, eso sí, con su traje reglamentario que aquí los de Sanidad son muy estrictos (ejem) y está haciendo una recetilla de pencas de acelga rellenas de txangurro.

Ala, ahora cuéntame que el rubio ese hace algo parecido.......

Jajajaja.

(Hasta ahora sólo te leía, pero una vez oída...., pues como que se me hace más fácil y cercano soltar una chorrá en el blog).

Besos guapa. Ya te dije que no creo que llegue a oírte en la radio, pero esperaré a que lo cuelgues

Arantza dijo...

Pedro: jo, y yo pensaba que a mi edad ya no me regañaría nadie, y vas tú, y hala, me mandas a hacer los deberes... pues tienes mucha razón, mañana tengo que entregarle a mi director de tesina algo de "chicha" sólida por escrito, y estoy que no me llega la camisa al cuerpo... y el teclado echa humo. En cuanto a tus preferencias, para bustos está la Bullock, digo, perdón, para gustos está la Bullock. Eso.

Amigoplantas: y cómo entiendo a tu hija... yo también tuve una jefa australiana cuando trabajaba en Edimburgo, y recuerdo que la miraba pensando: ¿por qué no la subtitula alguien, por favor? Dile a tu hija que paciencia, que con el tiempo se hace el oído, y que en el fondo... todos tenemos un acento.

MF: veo que te alías con el lado masculino (porque en el femenino, están todas babeando). Hombre, pues a mí Josée me gusta como cocina, pero para alegrar el ojo, qué quieres que te diga...
Ey, ¿entregas tu tesina? Wow. (Ijole) :-) Eres mi ídolo. No te bebas toda la botella de tequila de golpe para celebrarlo. Por cierto, tienes que parar por casa para conocer a mi amiga Sumire.

JB: la verdad es que pensándolo, un programa en el que una mujer aborda a un hombre en el super, hace la compra por él, y se va a su casa a cocinarle la cena, mmmm, no sé, me suena de algo... ¿no es lo que hacen la mayoría de las mujeres españolas todos los días?
Y si un chico "prieto-prieto" se te acerca un día respetuosamente, con intenciones ligonas, no necesitas arrearle, hombre. Como no lo harías si fuera una mujer. Con decirle no ya vale...

Itziar, neska polita: (mi euskera se limita a esto, creo) Deja el nacionalismo culinario en reposo durante un momento (esas pencas suenan de miedo, te lo concedo). Y piensa: blusa de cocinero versus camiseta de lycra. Y luego me cuentas. ;-)

JB dijo...

la verdad es que descrito asi, suena a programa de los 60's jejeje

actualmente, si te digo la verdad, al menos por los supers en los que me muevo, hay mucho casado haciendo la compra, y si se me acerca un mozo prieto en el super le paso tu email

:-))))))))))

Bea dijo...

Pues tu post me ha dado también... la risilla floja, que me dió leyendo tu descripción detallada (tanto que hasta Antonio me preguntó si estaba bien)....a mí seguramente que me encantaría ver este programa...yo que soy muy "americana" jaja.. y lo mejor ha sido ver el par de vídeos...es muy mono...muy tal....pero lo que más me gustó es oirle el acento.. (los americanos confunden el acento de los Londinenses con con Aussies, hay un chiste sobre este tema..ya te contaré que ahora es demasiado temprano)....Yo me comería algo que prepare este pipiolo... un besillo. B

Itziar dijo...

Arantza maitia: El nacionalismo en el plato se queda en el nombre, me temo. El cocinero, un "zevillano" de pro y en Sevilla. El mismo dijo que lo que era era "txangurro", ná de buey ni centollo ni ná (otro día plantearé el tema de discusión de si el txangurro es el buey o el centollo, para varias tesinas daría).

Y la criatura, a 42º, como para ponerse una lycra.

Ánimo con la tesina, que ya queda poco (¿no?)

Arantza dijo...

JB: se agradece la intención, pero una es una mujer casada. Que la fuerza te acompañe, especialmente cuando haces la compra.

Bea: ya sabía yo que esos videos le interesarían a alguien :-). Y qué camiseta, voto a brios. Pero no se lo comentes a Paco. ;-)

Itziar: gracias por los ánimos. Lo de poco... es relativo. Unos meses de tortura más. Es que es como escribir un libro. Ya he plantado un árbol, y lo de tener un hijo, no creo que me anime, así que cuando termine, seré una mujer realizada. O en su defecto, aliviada. Muy, muy aliviada. Y lo de la lycra... "tieneh musha rasón, mi vía."

Paco Bernal dijo...

Hola! El chef se da un aire al mozo (familia de Emilio Aragón, dicen) que acompaña a Ana Rous Quinteina en su pograma de por las mañanas...En cuanto al formato y lo de la tensión sexual soterrada, es que la cocina, en según qué plan, puede ser un sitio muy sexy. Aquello de you can leave your hat on, y todo lo demás...
Saludetes,
P.

Pilar dijo...

Jo como mola, y nosotras aqui sufriendo al el Arguiñano. Que vale, te ries con el, pero solo eso. A mi que me devuelvan a Darío Barrio Please!!!!

Arantza dijo...

Paco: Joe Cocker, Kim Basinger, jo, qué vieja me siento de repente. Me voy a la cocina, a ver si tiene esas propiedades que le describes y me devuelve un poco la lozanía :-)

Pilar: se nota que hace ya tiempo que no vivo por allí, no conozco a Darío Barrio. Voy a ver si busco una foto suya, que debe de merecer la pena. :-)

Alejandrita dijo...

Risa me da el recordar como llegué a este blog!!.. típico de una mujer que ha quedado encantada con la belleza hipnotizante de diamante, tendrá sus defectos, pero Dios, ¡cómo brilla!.. jajaja muy buenos los comentarios.. Y si hay que ser justos, podría salir una Chef por estos días, pero jamás, JAMÁS, quiten a Curtis.. excelente programa, por todo lo que encierra, ese sex appeal, su personalidad, y come on un hombre que cocine asíiii, me caso, me caso.. jajaja!! Estadísticamente, es mejor por mi salud dejar en sueños un encuentro con él.. Dichosas aquellas que tengan el placer de estar con semejante bombón; mi consuelo es que, o están casada, con novio, pero siempre tienen pareja.. Feliiizz la mujer que se enganche en sus ojos!!..

Muchos más éxitos por su carrera profesional..!!

Vzla..!!

P.D.: Stone estás justo como me lo recetó el doctor.. ;)