lunes, 21 de julio de 2008

Té verde de verano


Este verano no hay ni tiempo ni dinero para grandes viajes. Así que hay que ser feliz en casa. No hace falta gran cosa, un té helado, un libro...
Hace sol, qué pereza más rica. Os dejo con esta imagen de té verde de jazmín,-es tailandés- , bebido en el patio trasero. Con deliciosa lentitud.

7 comentarios:

ander dijo...

¡Qué cutie! Arriba, en pequeñito, al lado de dos corazones rojos, uno grandecito y otro pequeñito, pone en chino algo así como "besitos", creo.

Arantza dijo...

Ander: imagino que el té será chino, como casi todo hoy en día. Aunque lo compré en una tienda tailandesa. Pues eso, besitos ;-)

Maria Fernanda dijo...

Necesito uno de esos y un poco de sol para acompanarlo, por fis...ah y que ya vengas a visitarme :)

ander dijo...

Jeje, más besitos para ti, Arantza ^_^

Arantza dijo...

MF: ahí andamos, mirando a ver cuándo nos pasamos por Quebec... este fin de semana nos dio miedo, por la marabunta que iba a ver a Paul McCartney. El que viene, monsieur M. tiene una demo de kyudo en público, así que tendrá que ser en agosto... prometo avisarte con tiempo para quedar.

Pedro dijo...

Pues yo no es por engorrinar, ni por llevar la contraria, ni siquiera por poner los dientes largos a nadie, pero hoy he hecho una sangría que ríete tú de los tés chinos, japoneses y birmanos.
Hemos tenido invitados y después de hacerme la ola, se han ido a sus casas haciendo la conga (viven muy cerca y no tenían que conducir)...
¡Viva la sangríaaaaa...!

Arantza dijo...

Ah, la sangría...claro que está buena, pero hombre, es que estás comparando las churras con las merinas... ;-) Yo aprendí a prepararla aquí, por lo de exportar los productos nacionales... hago una que aprendí de unos amigos, utilizando una sandía, y también tiene un éxito bárbaro (aunque mis invitados no hacen la conga, son un poco más tímidos :-)