jueves, 23 de abril de 2009

J'aime Montréal

Paseíto primaveral por el centro. A falta de verde (los primeros brotes han salido, tímidos, minúsculos, pero aún falta un mes para ver el verde explotar), el ojo se detiene en detalles que, por cotidianos, se pasan por alto. Como las crípticas señales que convierten el aparcamiento en todo un ejercicio de ingenio para los montrealeses y en algo incomprensible para los visitantes... (juro que he visto dos que se contradecían en el mismo poste)...

... o los edificios decorados con graffittis.






Mirad lo desnuditos que están aún nuestros árboles.

6 comentarios:

Pilar dijo...

Parece chulo... :)

Noema dijo...

Un bonito día, qué cielo más azul. Al menos ya no hay metros de nieve por las calles, en nada la naturaleza ya ha explotado. Aquí estaba así hace semana y media.
Me han hecho gracias las señales, yo tengo una lista monográfica preparada sobre las alemanas, ya verás ;-D
Besos

La Lupe dijo...

Me encanta el de "foodism". A eso sí me convertiría un poco. Que me está haciendo falta religión. O algo. Y Pinito podría ir a rezar conmigo.

Besos, guapa.

Marona dijo...

"Paseíto primaveral por el centro"... ves mujer como todo llega :) Me han encantado los graffittis, aquí como vivimos en pleno Patrimonio de la Humanidad (así, con mayúsculas y todo ;)) no hay quién pinte nada en ningún sitio. :) ¡Besos!

wivith dijo...

Pasate por mi blog cuando puedas que tienes una cosica.

Con tiempo leeré esta entrada, qeu ahora ando estresada dando premios.

Besicos

Arantza dijo...

Pilar: lo es, aunque el mes de abril es uno de los más feos para visitar Montreal: en pleno deshielo, no hay nieve, pero tampoco hay flores ni hojas en los árboles. No hace frío, pero tampoco calor.

Noema: ayer estuve en el campo, a unos cincuenta minutillos de Montreal hacia el norte, y aún había nieve en el sotobosque. Y gente esquiando... en bermudas. Muy raro, lo de pasearse en manga corta (hizo veinte gloriosos graditos) y ver nieve alrededor. Las señales de por aquí son tan terribles para organizar el pasaje de quitanieves. Pero podrían hacerlas un poco más lógicas. espero ver las tuyas.

Lupe: Je, je, es un anuncio pintado en una esquina del segundo bistrot más "granola/orgánico/buen rollito" de Montreal (el primero se llama Santropol, todos los camareros tienen el pelo rasta). Estupenda religión, proclamo. ¿El credo sería "I believe in Foodha"?

Marona: ya te veo con un spray en la mano, apuntando a una pared de la catedral... yo que tú no lo haría :-). Eso de vivir en pleno Patrimonio Mundial no suena mal. Aquí, a falta de historia, se construyen drive-trough. Tengo una idea para preparar este verano un especial autocines y drive-trough monstruosos.

Wivith: gracias mil, guapa. Espero que no te moleste, pero hace tiempo que decidí que no podía mantenerme al día con lo de publicar los premios (muchas de las entradas las programo de antemano, tesina y trabajo obligan ). Lo cual no quiere decir que los premios no me cosquillean el corazoncito. Un beso.