miércoles, 30 de diciembre de 2009

2010 cosas por hacer : Feliz Año Nuevo


Como diría aquel ilustre personaje cultural español, si debo resumir este mes de diciembre en dos palabras: es im-presionante. Bueno, quizá aquel personaje no acababa de dominar este idioma que compartimos los que estamos en esta cocina, a fin de cuentas, sólo llevaba dos décadas y media practicándolo. Pero el sentimiento que acompaña la expresión es el mismo: no puedo creer que 2010 aún no ha empezado y ya llevo tantas cosas con retraso.

No acabo de ponerme al día con las respuestas a vuestros comentarios, y creedme que me pesa, especialmente por todas las muestras de solidaridad y el calorcillo humano que emanaban los que hicistéis a las dos últimas entradas. Creo que voy a desistir, al menos por el momento. El blog, las fiestas (de las que debería existir una versión abreviada, como bien dice mi amiga Lupe, a fin de cuentas, si hay libros de bolsillo, ¿por qué no unas Navidades de bolsillo?), la visita de Santa Madre, con la que he tenido que recorrer interminables centros comerciales para comprar ropa y botas y así evitarle congelaciones varias y amputaciones de dedos de los pies y de las manos, los pavos, las bûches, los mince pies y el pastel de pescado que me toca hacer para mañana, el pelo de gato que se acumula en los rincones más vistosos de la casa (estoy pensando en no aspirarlo, sino hilarlo con una rueca, me saldría una lana mohair de lo más aparente), parientes enfermos en el hospital y parientes hambrientos en nuestro salón, así como amigos pertrechados de botellas varias y de trineos, con los que nos lanzaremos gritando por una cuesta mañana antes de cenar (en Quebec sí que saben abrir el apetito), todo ello me impide sentarme al ordenador más de tres segundos sin ser interrumpida por una crisis diplomática o culinaria. Eso son las fiestas, me temo. Puro caos.

Así que mientras Monsieur M. elimina madejas de pelo felino de debajo de los muebles y friega pilas y pilas de cazuelas ensuciadas por mí, yo voy pasándole a Santa Madre calcetines de esquí y polares nucleares mientras ella gruñe en el probador porque odia-odia comprarse ropa; mientras la mincemeat marina en el frigo y los amigos me mandan numerosos correos con sus contribuciones a la cena comunitaria de Nochevieja; mientras pienso en cómo nos lo vamos a montar para calentar seis tartas en el mismo horno, todas ellas a temperaturas diferentes, me digo que tengo mucha suerte de que éstos sean mis peores problemas en estos momentos.
Para el Año Nuevo, os deseo que los vuestros no sean más graves que los míos. Eso significa que estáis vivos y que no estáis solos, qué demonios.

22 comentarios:

Anónimo dijo...

Disfruta mucho de la cena de mañana, que tiene pinta de ser de lo más divertido (leñe, empezais haciendo el loco sobre unos trineos, aqui lo más "emocionante" es intentar entrar en el Corte Ingles...enfins....), espero sinceramente que el proximo año sea (en cuatro palabras) co-jo-nu-do!

Mil besos pre-etilicos

Maite

Ivana dijo...

ja! ja! pobre madre!! y mañana con paciencia os comereis todas las tartas, aunque acabeis mojandolas en chocolate!!!
disfruta del 2010 y espero seguir leyendote y que me saques la sonrisa!
besitos

Los viajes que no hice dijo...

Feliz año nuevo. Yo espero que me depare, este o el que viene, otra visita a Canadá...

Ella dijo...

mmm... seis tartas... Bueno, que me pierdo. Feliz Año Nuevo a tí también. Por suerte mis problemas parecen del estilo de los tuyos. Cocinar albóndigas, un pandoro y una quiche antes de la cena de mañana. Me alegro de que sea así. Un beso y un brindis!

Zarawitta dijo...

Que bueno no es sentirse sola en medio del bullicio que provoca el caos decembrino. Y es que justamente mientras me daba tiempo de leerte mi familia gritaba y discutía(navideñamente claro) sobre trabajo pendiente, tratos sin cerrar, invitados sin confirmar y peor aún cena sin preparar, así que todo un descanso ver que en algunas partes del mundo existimos "suertudos" que como dices tenemos y, en cierta forma, gozamos de estos "grandes" problemas.

Un abrazo y los mejores pensamientos, vibras y deseos para los siguientes 366 días.

Itzel

Marisa dijo...

Que tengas un feliz 2010. Con Monsieur M, Santa Madre y el gato. ¡Que paciencia tienen!
Te deseo lo mejor. Un año sin tesina es un buen comienzo. Abrazo Marisa

Zerogluten dijo...

2010 besos sin gluten para tí y esa panda de familia y amigos algo alocados pero que tan buenos ratos te hacen pasar en el fondo. Como tú a nosotros.
Lo mejor para tí en el año que entra mañana mismo.

María dijo...

Feliz Año. Y nada, nada.... que sigas disfrutando de esa alocada compañía... que gracias a ellos y a tí lo paso pipa.
Feliz Año sin tesina que entregar, sin bultito raro y con ¿dices seis tartas? Yo te quito trabajo si las envías por avión. Que somos muy acogedores en mi casa....y les hacemos un hueco rápido.
Muxus

La cuina vermella dijo...

Miles, miles de besos y buenos augurios!

Cociña Poética dijo...

Hehehe animo !!! que pronto pasa .
Feliz Año para ti y 2010 bicos .

Maite (Mai) dijo...

Claro que si! Feliz apaño y lo que haga falta! qué estar vivo a veces produce un escozor de lo más asqueroso pero que le vamos a hacer! la vida mola ocho pueblos, y por pueblo vale cualquiera en cualquier cuadrante terráqueo (o marciano)... en fin, que de tanto en tanto habrá que aguantar el estar de vez en cuando con el culete escoZio!

Muchos abrazos y, tal cual haría una morcilla, lo que haga falta!

Anónimo dijo...

FELIZ 2010!!

Sólo comentar que durante 48horas estuvimos hiper-ocupados con el pavo relleno(conseguir los ingredientes, inyectar vino, relleno, la patate pilée, etc etc..).Pero, mereció la pena. Las licencias que nos permitimos fueron los arándanos (las cranberries estaban por las nubes) y la manteca (en vez de aceite de oliva o mantequilla). Todo bien regado con un blanco de Valdepeñas. Hoy repetimos pavo y mañana y pasado y... jejeje. Mil gracias por todo!! Besitos. Carmen.

Ginebra dijo...

Feliz año.

MªJose-Dit i Fet dijo...

Faltaba yo!!! feliz año nuevo y mis mejores deseos tambien para ti...espero seguir disfrutando de tus maravillosos escritos y...como me gustaria probar una poquito de cada una de esas tartas...un besazo

Núria dijo...

Feliz 2010!!!!
Me lo paso pipa leyéndote....hasta pronto

Lucía dijo...

Feliz 2010, Arantza!!!

Espero seguirte este año, con tus delicias de entradas (tanto de recetas como otras cosas!).

Un beso, cuídate y te leo ansiosa!

Miércoles dijo...

Pues eso, que el año que viene venga con sorpresas, pero sólo de las buenas. Y que me siga dando envidia ver cómo escribes.

Por cierto el anónimo que inyecta vino al pavo, menudo desperdicio: mejor bebérselo uno, que el pajarraco está muerto y ni en vena lo disfruta. (Es que me llamó la atención porque por estos lares no lo hacemos).

Anónimo dijo...

Ay Arantza, que a los Goofy les hiciste sus portadas...

¡FELIZ AÑO NUEVO!

Jon Rocandio

Anónimo dijo...

a Miércoles:
ya te digo, menudos lagrimones me caían mientras le inyectaba el vino... jajaja
yo tampoco lo había hecho nunca, pero como además maceró durante más de un día, la verdad es que la carne quedó muy rica.
Eso sí los otros 3/4 de la botellita nos los bebimos.. más que nada por solidaridad (con el pavo!!)
Adeu. Carmen.

alinitaxula dijo...

feliz año guapaaaaaaaaaaaa
todo lo mejor¡¡¡¡
abrazos

alinita

healthy lunch recipes dijo...

Taking a few minutes to prepare quick and healthy
meals gives you more control over what you and
your family are eating. Seeking out a variety of
healthy recipes and preparing nutritious meals can
help prevent common medical conditions and concerns,
and engages your senses in a sumptuous world of flavors,
textures, aromas, sights, and sounds! It can also be a
wonderful way to bring your family together, while
helping you save money.

Rocio dijo...

Siempre en año nuevo me gusta pasarlo en otro país, sin embargo este año me quede en mi casa porque no pude conseguir buenos precios. Proximamente me voy a ir a España ya que pude encontrar promociones en vuelos madrid