sábado, 10 de octubre de 2009

Acción de gracias: crema de calabaza y manzanas al curry

Este lunes es la Acción de Gracias canadiense, lo que hace que tengamos uno de esos raros - en este país- fines de semana de tres días. Y bien, otro año más celebrando en este país la abundancia de la cosecha antes del invierno. Con todo lo que nos ha traído. Un mes antes del Thanksgiving americano, porque aquí el invierno también llega antes.

Para celebrar tanta abundancia, y para celebrar el entusiasmo otoñal de monsieur M. que se presenta en casa con cestos y cestos de manzanas hasta que se nos salen por las orejas (apples are the new zucchinis, y los que me leen desde hace tiempo saben de qué hablo :-), nada mejor que una versión nueva de mi clásica crema de calabaza: una crema de calabaza acorn, bautizada así en inglés porque su forma recuerda un poco a la de una bellota, con curry y manzanas. Y es que no se puede hacer tartas pecaminosas continuamente.
La receta, inspirada en ésta de aquí, con ligeros cambios: el tipo de calabaza, su cocción (está asada previamente en el horno con un poco de sal, pimienta y aceite de oliva, cortada en dos y tapada con papel de aluminio, de esta manera, no hay que pelarla, sino rascar la pulpa con una cuchara), en lugar de zumo de manzana he utilizado caldo de verduras, y el curry lo prefiero en pasta que en polvo. Unas cuantas pipas de calabaza tostaditas por encima y ya sólo queda saborear el otoño a grandes cucharadas.

15 comentarios:

Ander dijo...

Qué suerte que las manzanas den más juego que los calabacines y al menos se puedan comer a palo seco...

Ander dijo...

Por cierto, he buscado lo de «butternut squash» porque no sabía qué era, y no me ha quedado muy claro (y yo que pensaba que nuestra calabaza era «pumpkin» y ya está); imagino que se corresponde a una variedad que no existe (o no se aprecia) en España. Esto me hace pensar en una amiga mía que trabajaba de traductora en la televisión china, y su jefe, chino, le corrigió en una ocasión el nombre de una receta: ella había puesto sopa de pepino, que pasó a ser de estropajo, porque el pepino estropajo es una verdura muy distinta. La de cucurbitáceas distintas que hay en China (además de calabazas, calabacines, sandías, melones y pepinos). Ya me callo ^_^

Merche dijo...

Hola Arantza! Tu comentario sobre el Thanksgiving Canadiense me ha hecho acordarme del año que estuve allí, y de la generosidad de mi amiga Heather (la única amiga canadiense que nos echamos en tantos meses... luego vineron otros) cuando nos invitó a toda la recua de estudiantes de intercambio a su casa a comer pavo... comimos y comimos y seguimos comiendo... menuda tarde! Fue un día inolvidable, que nos sumergió de lleno en esa cultura... sobre todo porque el día lo empezamos en el zoo de Toronto, viendo osos y renos del país!

Nieves dijo...

Adaptaremos la receta a las calabazas hispánicas. Por cierto, te superar cada día en fotos y puesta en escena!

pityenlacocina dijo...

que deiciosa crema, me encanta, yo siempre le pongo un poco de curry a la crema de calabaza, lo aprendi en australia, tus fotos son estupendas, te felicito, besitos desde londres,


pity

Noema dijo...

Me gusta la opción de hacer la calabaza primero en el horno. También lo de ponerle curry, que yo también prefiero en pasta. Este fin de semana estuve en un mercado anual de calabazas, creo que una cremita está al caer, y el tiempo realmente acompaña, seguiré tu ejemplo.
Y, ¡buen día festivo de acción de gracias!

Arantza dijo...

Ander: como éste es el continente del que son oriundas las calabazas, la variedad que se encuentra por aquí es impresionante: pumpkin, butternut, buttercup, spaghetti, acorn, turban, hubbard, potimarron... sin contar las variedades de un miembro de la familia muy conocido por esta cocina:-): los calabacines.
La "pumpkin", que de hecho es la variedad que menos me gusta, por insípida, es sólo un tipo de calabaza de los muchos que existen, no el término que designa todas las calabazas, como se suele pensar por las iberias :-).

Merche: ah, el pavo, "the meal that keeps on giving"... por la cantidad sobrehumana de sobras que produce (a no ser que seamos veinte a la mesa). Probablemente Heather estaría contenta de que la ayudaráis a terminar el "pajarraco", sin vuestra ayuda tendría que haber comido sandwiches de pavo frío durante una semana, la pobre :-). Este año decidí innovar, y preparé un chile con carne (de pavo), justamente para evitar tener demasiados restos de la "bestia". La receta pronto en sus pantallas.

Nieves y Pity: esta receta es sumamente adaptable a cualquier calabaza de cualquier nacionalidad. Gracias por apreciar las fotos, piropeadoras.

Noema: gracias con retraso. Se terminó, el fin de semana. Ahora, a trabajar. He visto las fotos de tu paseo por el mercado, y me han dado ganas de correr a Jean-Talon con la cámara... *suspiro*. Lo dicho, al tajo.

Arantza dijo...

... habalando del tiempo, Noema, este fin de semana ya ví caer aguanieve. Y esta noche nos anuncian las primeras temperaturas bajo cero. *Otro suspiro*.

intxaurtsu dijo...

Me encanta tu sopa, pero me vuelve loca tu vajilla!!! Qué bowl más chulo, en Bilbo no se pueden encontrar esas cositas tan monas!!!

Arantza dijo...

Intxaurtsu: ah, por eso rebusco un poco -dentro de mis limitaciones económicas- la vajilla, porque siempre hay un ojo de lince como tú que aprecia los detalles :-). Aquí esas cositas no sólo se encuentran por todas partes, sino que están tiradas (todo hecho en China, me temo). Pero bueno, en Bilbao se encuentran otros miles de cosas chulas. Lo que daría yo a veces por una de esas confiterías centenarias que cuando vivía allí me parecían la cosa más normal del mundo...

intxaurtsu dijo...

Arantza, confiterías centenarias dices, ¿dónde están? Ya no quedan de esas. La mayoría de las grandes pastelerías las han comprado las grandes empresas, y las que se han hecho famosas se han industrializado hasta el punto de pereder su autenticidad y con ello su calidad, queda poco de aquel Bilbao, aunque el nuevo es más "bonito" y la gran vía es peatonal y las casas han recuperado su color de debajo del gris del humo de Euskalduna y altos hornos.
Creo que te tendré que mandar algunas fotos para que lo veas por tí misma.
O si no, ven a visitarnos que siempre es más agradable.

Un abrazo

An dijo...

pues la probare, tengo calacu (calabaza) en el congelador y en casa tengo unas 70 de no menos de 30kilos...es lo que tiene tener terreno y no quieres pasar mucho trabajo cultivandolo, ahora bien, me llama muchisimo la atención esa que tienes....¡es negra! si no fuese por que seguramente no se puede...te pediria las semillas XD Bicos a moreas

Arantza dijo...

An: efectivamente, lo de pasar por la aduana (en envíos o en persona) plantas, semillas y productos cárnicos está archiprohibido, por todo aquello de la encefalopatía (la enfermedad de las vacas locas, no sé si te acordarás) y otras pestes variadas :-). Por cierto, la calabaza no era negra, sino de un verde muy oscuro -pero una hace las fotos con la luz disponible...-

Anónimo dijo...

Arantza, he hecho una variación de la receta adaptándome a los ingredientes que tenía en casa a golpe de domingo por la tarde... y me ha encantado la combinación de la calabaza tan dulce con la manzana ácida. ¡De-li-cio-sa!
Sabía yo que hacía bien llamando a tu cocina en busca de inspiración :)

Arantza dijo...

Anónimo: no veas lo que me gusta leer comentarios como el tuyo, de gente que ha probado o se ha inspirado de alguna receta y a la que le ha gustado el resultado... la mayoría me dice que van a probar, pero pocos vuelven para escribir con un poco de "feedback" :-). Por cierto, no sé si eres el mismo (o misma) anónimo que en otros comentarios que me han llegado hoy, pero la próxima vez echa una firmilla al final del párrafo, para que pueda asociar "una cara" al comentario... por fa. Me gusta saber con quién hablo. Un saludo.