domingo, 7 de junio de 2009

Chewy Center Chocolate Chip Cookies : galletas no culpables hasta que se demuestre lo contrario


Sigo explorando la receta clásica de las chocolate chip cookies, porque da mucho de sí. Nada tan satisfactorio como comerse una big, fat, chewy cookie recién salida del horno, (al menos, nada que pueda hacerse vestido y con dolor de cabeza).

El secreto para obtener unas cookies "coffee shop style" realmente a la americana, es decir, tostaditas y crujientes en los bordes y chiclosillas y tiernas en el centro, es remplazar un cuarto de taza de harina de la receta por fécula de maíz (Maizena).


Dejad de quejaros por la línea: podéis empaquetarlas en una bolsa y llevároslas en una caminata por el monte. Y siempre podéis deciros que no hay ningún problema con vuestro cuerpo, son esos malditos vaqueros que no están hechos para gente real.

La gente real tiene arrugas, vello, celulitis, varices, lunares y facturas por pagar. La gente real de sexo femenino también tiene mollas que se salen parcialmente del biquini, pechos que cuelgan, y que se aplastan en posición de decúbito supino. Insisto, cuando una mujer se tumba, no es normal que sus pezones apunten hacia el firmamento y que sus pechos no se muevan del sitio, cual pétreas boyas portuarias. La gravedad nos afecta a todas, salvo si nos hemos instalado flotadores quirúrgicos.

Nadie persigue a la gente real con un Photoshop para ir borrando las imperfecciones de la carne mientras andan por la playa. Pero la gente real es realmente guapa cuando está contenta de sí misma y de lo que la vida le ha regalado, y cuando alguien le recuerda que es deseable y de agradable compañía. Y es que a fuerza de ver gente de mentira hemos terminado pensando que existen.

17 comentarios:

Dispersa dijo...

Completa y absolutamente de acuerdo!

Un besuco.

Eva dijo...

Totalmente de acuerdo!
Yo sin ir al monte me desayunaba un par de ellas.
Saludos antes de ir a votar y buen domingo!

Noema dijo...

Olé y olé.
Arantza, desde que hice tus cookies de copos de avena con trozos de chocolate (no los voy a llamar chips porque los trozos que le pongo son tamaño onza) mi mozo me trata como a una diosa griega, michelín aquí o allá (bueno, diré en su favor que antes también lo hacía, jeje).
PD: ¿Has tenido algún incidente últimamente? Suenas muy... cómo lo diría, rotunda.

Marona dijo...

Ok, ok... me has convencido... voy a acabarme las galletas que comencé y a dedicarme a hacerlas caseritas... ¡Besos!

CRIS dijo...

Cuando es feliz no hay celulitis que se interponga: la gente te ve luminosa y eso es lo se destaca de la persona por enima de otras cosas.Así que a ser muy feliz y acomer chocolote chip cookies sin culpabilidad y disfrutándolas mucho.
AY, Friederich y Hopper creo que forma parte de la educación sentimental de un tipo de freakies like us.
Tendré que penser seriamente en viajar a Montreal un día de éstos.

Marta dijo...

Plas, plas, plas! Qué razón tienes! Lo más importante es poder mirarte al espejo y verte radiante, por encima de la celulitis y el pecho caido.

María dijo...

¡¡¡¡Vivan los michelines, la celulitis y las tetas de verdad!!!!
Yo dije hace mucho que el día que a mi marido le de por meterse con mi peso, se come la báscula. Lo bueno es quererse una misma y así seguro que nos quieren los demás.

Zarawitta dijo...

Yes! I´m in!

Chocolate & café... y?

Bueno, bueno, como dijo Arantxa si hay dolor de cabeza... nada más.

Saludos a todas desde el calor de Cuernavaca, México.

Anónimo dijo...

Querida Arantza, me gustas porque tienes sentido del humor y porque eres generosa, dicho esto vuelvo a desaparecer por el foro. Firmado: Una Montañesa.

arrozconbacalao dijo...

Qué sí, que estáis más buenas así, naturales y disfrutando de la vida. LAs remilgadas que diseccionan un bistec, que no comen postre o que de unas tapas se comen solo el palillo, pa quien las quiera, yo me quedo con las otras.

Muchas gracias por el blog, que me rio mucho con él.

Anónimo dijo...

Ay niña!! que con estas verdades es que te haces querer!!!
Un besazo

Maite

natalika dijo...

I'm in too!

Jaja, por cierto, desde que me otorgaste la placa de "BaD" he horneado un pastel cada 3 días... ¿habrá alguna conexión entre esas dos cosas?...

:D

De moi myself otro besuco

Iris dijo...

Ay, Dios mío, Arantza, qué bien me ha venido este último párrafo, que estoy ya de ver a las photoshopeadas, hasta el moño!!!

Ajonjoli dijo...

¡¡¡Cuánta sabiduría apelotonada en un párrafo!!!!

Arantza dijo...

Esto ha sido un asentimiento colectivo, así que la respuesta es colectiva también: si sueno rotunda, me temo que es porque mi carácter tiende a serlo (mala leche lo describe mejor), aunque intento no dormirme en las certitudes, que son casi tan malas como los laureles...
La verdad es que ese último párrafo es una reacción-rebote a algo que vi esta semana en una revista. Andaba hojeando una revista en la cola de la caja del super (soy estudiante, ergo pobre, así que no compro revistas, las leo mientras espero y luego las deposito con mucho amor donde estaban). Hace ya tiempo que boicoteo las revistas de moda (Vogue, Elle...etc.), desde que vi fotos de unas modelos de trece años que no han comido desde los diez. Me entró un hartón terrible de que nos impongan esa estética de la dolescente anoréxica, y me dije que ya no me apetecía financiarla. Pero el cabreo que me entró esta semana fue al hojear una revista de fitness y jogging, revista que supuestamente aboga por mostrar gente normal que intenta mantenerse en forma, y que da trucos y programas de entrenamiento a los corredores aficionados como yo. La foto de la portada había sido tan evidentemente retocada, que paré de leer en el acto. Un par de días después, vi en la tele a la mujer que había aparecido en la portada, una personalidad cultural popular en Quebec, muy enfadada porque los redactores de la revista habían hecho retocar tanto su foto que no se reconocía ella misma. Hasta le borraron las pecas. Y pensé: ¿estamos locos, o qué? ¿Desde cuándo las pecas, rasgo físico de lo más encantador, son un "defecto"?
Y ya que estamos, ¿desde cuándo tener un cuerpo normal, que no ha pasado por el quirófano, es un defecto?
Hay estudios que demuestran la relación causa-efecto entre la lectura de revistas "femeninas" y la baja autoestima de muchas chicas jóvenes (y mujeres adultas). Si dejamos de comprar esas revistas, y de consumir ciertos productos (chicas, las cremas anticelulitis son un timo), espero que dejen de proponernos esos modelos ridículos que no hacen más que aumentar el consumo de cosméticos inútiles, la insatisfacción hacia nuestros cuerpos, y fomentan la idea de que no se puede envejecer guapa. De que no se puede envejecer, punto.

Marona dijo...

¡Cuánta razón! Y lo más triste es que los tíos (que hasta ahora se libraban de estas chuminadas) están empezando a caer en la misma trampa... ains, lastimica... ¡Besos! (sigo buscando la receta de las galletas, que es que me distraigo con nada... ;))

Arantza dijo...

Marona: lo de los tíos demuestra que todo es un asunto de consumo: si se atizan las insatisfacciones hacia sus cuerpos que los caballeros puedan tener (porque las tienen, y si no las tienen, pues se crean, a base de publicidad), es una porción de mercado considerable que también puede gastar dinero en cremas, productos dietéticos, etc., etc.